Nashville. La selección de futbol de Estados Unidos, fuerte favorita para ganar el Preolímpico Sub-23 de la Concacaf, camina con la soga al cuello. El conjunto de las barras y las estrellas está obligado a vencer a El Salvador en la última fecha de la fase de grupos, luego de perder de manera sorpresiva ante Canadá 2-0.

En la tercera fecha, Canadá se medirá al inexperto cuadro de Cuba, que ha sido goleado en sus dos partidos previos.

Salvadoreños y canadienses encabezan la llave con 4 puntos, producto de una victoria y un empate, aunque los centroamericanos lideran el grupo por mejor promedio de goles.

Estados Unidos, que en su debut aplastó a Cuba (6-0), cayó sorpresivamente el sábado ante sus los canadienses y está a punto de ver cómo se le esfuma su séptimo viaje a unos Juegos Olímpicos.

Salvadoreños y estadounidenses pondrán toda la carne en el asador el lunes, en busca de la victoria que les conduzca hasta las semifinales del sábado próximo en Kansas City.

Ambos jugarán con el resultado del encuentro Canadá-Cuba sobre sus cabezas.

La victoria de una selección Sub-23 canadiense ante su par de Estados Unidos fue la primera en 20 años.

La última vez que los estadounidenses perdieron ante sus vecinos del norte fue el 17 de mayo 1992 al caer 2-1 en el último partido de clasificación para los Juegos Olímpicos de Barcelona, cuando los de las barras y las estrellas ya tenían sellado su boleto olímpico.

"Sabemos que estamos contra la pared. Reorganizaremos nuestras fuerzas e insistiremos en corregir los fallos que tuvimos ante Canadá, sobre todo en las jugadas a balón parado, que tanto daño nos hicieron", declaró el técnico de los estadounidenses, Caleb Porter.

Forzado por la lesión de su goleador estrella, el colombiano-estadounidense Juan Agudelo, Porter se vio obligado a reformar su planteo, aunque para muchos su decisión de sustituir sin causa aparente al atacante Joe Corona en la segunda mitad, fue un falló táctico que dejó al equipo huérfano de ofensiva.

Agudelo fue diagnosticado con un desgarro de menisco en su rodilla izquierda y dado de baja para lo que resta del Preolímpico.

El entrenador salvadoreño Mauricio Alfaro pone el partido en perspectiva y no se deja engañar por el cómodo triunfo de 4-0 de su selección ante Cuba.

"Estoy muy contento con las oportunidades de gol que tuvimos, pero nos perdimos muchos goles", dijo. "Vamos a tener que hablar con los jugadores sobre los errores que tuvieron, porque eso no puede suceder contra Estados Unidos", agregó.

Para Alfaro, el partido contra Estados Unidos será por el mismo tono del jugado en la primera fecha ante Canadá, que terminó en empate (0-0).

"Canadá salió a atacarnos y Cuba trató de jugar a la defensiva. Estados Unidos también saldrá a atacarnos con todo, porque para ellos no vale un empate", afirmó Alfaro.

El Salvador busca su segundo pasaje a unos Juegos Olímpicos desde México-1968.

Mientras que Canadá ha conformado una selección versátil, que ha sorprendido por el dinamismo y variantes de su futbol, con un portero de primer nivel como Michal Misiewicz, y dos jugadores de raíces sudamericanas y que juegan en la Liga uruguaya como el volante Lucas Cavallini (Nacional) y el central Andrés Fressenga (Racing).