El técnico de Alemania, Joachim Low, estimó este lunes que España es favorita para las semifinales del Mundial que diputará su combinado con la 'Furia Roja', el miércoles en Durban, ya que los ibéricos tienen a varios hombres comparables con el argentino Lionel Messi.

"Para mí España es ''el favorito de este Mundial", señaló Low en declaraciones a la prensa, por su "comportamiento" como grupo y por la calidad de sus jugadores, siendo muchos de éstos comparables a la estrella argentina del Barcelona.

"Lo que es impresionante es el comportamiento de grupo de ese equipo, su constancia en los últimos dos o tres años, siempre juegan a un gran nivel y ganan los partidos importantes", destacó antes de hablar de los 'Messi' de España.

"No sólo tienen a un Messi, tienen a varios. En el sector ofensivo, todos son capaces de marcar diferencias. No es un equipo que cometa errores como Inglaterra o Argentina", destacó, aludiendo a los goleados rivales germanos de octavos y cuartos de final, por 4-1 y 4-0, respectivamente.

"Habrá que empujarles a cometer errores. En su organización táctica, tienen muchos automatismos, porque hay muchos jugadores del Barcelona y del Real Madrid, y es un equipo en el que juegan juntos desde hace varios años", sostuvo.

"Ya sea ofensivamente y defensivamente, España es un equipo sólido y serio", aseveró, aunque avisó de la mejoría experimentada por Alemania desde 2008, año en que la 'Furia Roja' se impuso a los germanos en la final de la Eurocopa (1-0).

"Perdimos esa final, porque España era, de lejos, el mejor equipo de torneo. Ahora la situación es diferente. Sin ninguna duda, somos más fuertes que en 2008, sentenció el seleccionador germano, cuyo contrato termina tras el Mundial 2010, lo que no le hace preocuparse por su futuro.

"De la cuestión de mi futuro, me ocuparé tras el torneo. Vivo muy bien en esta sitaución", indicó Low, de 50 años. "Me concentro en el torneo, yo y mi equipo, no queremos pensar en otra cosa que no sea el torneo, adujo el que fuera adjunto de Jurgen Klinsmann, que ocupa el banquillo alemán desde 2006.