El aficionado Villamelón, así fue como bautizaron a José Ángel Hernández, un despachador de gasolina de 48 años de edad originario de Tepic, pero que profesa amor incondicional al América.

El fan se convirtió en personaje viral en redes sociales cuando en la transmisión del partido entre Coras y Águilas de la Copa MX, se quitó la playera del equipo azulcrema, para descubrir que debajo llevaba puesta la del equipo de su tierra.

Aquella noche todo fue un carnaval en la Arena Cora. El equipo local derrotó 3-2 a América y por primera vez en un par de años el inmueble lucía abarrotado, las 12,192 localidades vendidas mostraban un mosaico heterogéneo: playeras blancas, rojas; pero también amarillas.

La Copa MX es la mejor oportunidad de los equipos de Liga de Ascenso para tener mejores ingresos en taquilla. La visita de cualquier equipo de Primera División le significan a los clubes de la categoría de plata aumentar la asistencia en al menos 5%, aunque hay casos donde los registros superan hasta por cinco veces la asistencia promedio de un partido en Ascenso.

Para la edición del Clausura 2017, las mejores entradas en cuanto al porcentaje de ocupación del estadio, la registraron equipos de Liga de Ascenso, todas superiores a 90% de aforo y sobre todo cuando el rival era América, Cruz Azul y Chivas.

También, 10 de los 12 equipos de Liga de Ascenso que participan en la Copa MX tuvieron mejores entradas cuando recibieron a un equipo de Primera División, cualquiera que fuera, que el promedio de asistencia en los cinco partidos de local que han disputado en el torneo regular.

Ahí radica la importancia de la Copa MX para los equipos de la categoría de plata. Según datos del sitio Los Pleyers, el precio promedio del boleto en la Arena Cora es de 77 pesos y se ubica como uno de los más accesibles del torneo. Con una asistencia acumulada de 16,547 aficionados en sus cinco partidos de local, los ingresos en taquilla del equipo ascenderían a 1.2 millones de pesos. La diferencia salta cuando por el partido ante América en la Copa el club ingresó alrededor de 4.8 millones de pesos.

Lo mismo pasó con Atlante, quien al recibir a Chivas obtuvo beneficios por 2.4 millones de pesos tan sólo por los 16,263 aficionados que presenciaron un partido de Copa MX, cuando la asistencia acumulada de los Potros en Liga de Ascenso apenas llega a 14,647 boletos vendidos en cinco encuentros de local.

Alebrijes de Oaxaca registró el único sold out de la Copa MX, cuando recibió a Cruz Azul y se vendieron las 14,598 localidades del estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca, cuando la mejor entrada en Liga de Ascenso fue de 6,555 seguidores en el partido de la Jornada 8 ante Tampico Madero.

La Copa MX, que a falta de los datos de asistencia de los últimos tres partidos que se disputaron este jueves, cerrará el Clausura 2017 con un promedio de asistencia de 9,518 aficionados por encuentro.