El mundo continuó girando alrededor del futbol durante el fin de semana, con más de 50 partidos en cuatro continentes. Sin embargo, el foco se lo llevó Sudamérica, luego de que el clásico más importante de la región, el Brasil contra Argentina, fuera suspendido por las autoridades del gobierno amazónico.

Del otro lado del mundo, Italia, el vigente campeón de Europa, impuso una nueva cifra de partidos sin perder, mientras que Robert Lewandowski se metió en la lista top de goleadores de selecciones del Viejo Continente.

La política incongruente en Brasil

La jornada sudamericana vivió un hecho inédito el domingo: el partido entre Brasil y Argentina en la Arena Sao Paulo fue suspendido a los siete minutos luego de que inspectores de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) del gobierno amazónico entraran al campo para atrapar a cuatro jugadores argentinos.

El hecho se derivó luego de que los futbolistas albicelestes, Emiliano Buendía, Christian Romero, Giovanni Lo Celso y Emiliano Martínez, fueran acusados de haber mentido en su entrada a territorio brasileño al negar que habían estado en el Reino Unido en los más recientes 14 días. Eso es completamente falso ya que los cuatro jugadores militan en la Premier League (Buendía y Martínez en el Aston Villa y Lo Celso y Romero en el Tottenham).

“Hay cuatro jugadores que, al llegar al territorio nacional, presentan un documento sanitario de viajero, y en ese documento se indica que no han pasado por Reino Unido. Lo que pasa es que poco después el pasaporte demuestra que estaban en el Reino Unido”, señaló Antonio Barra, presidente de ANVISA. Asimismo, Álex Campos, director de esta misma organización gubernamental, agrega que la idea no era que todo ocurriera justo al momento del partido.

“No se suponía que el partido tenía que ser interrumpido, pero (los argentinos) cometieron una infracción tras otra. Les pedimos que no salieran del hotel, que se pusieran en cuarentena, y finalmente los llevaron al campo. O tenemos reglas en Brasil (para todos) o no las tenemos”.

Los jugadores argentinos abandonaron el campo rumbo a los vestidores, pero antes, el capitán Lionel Messi habló con los agentes: “Hace tres días que estamos acá. ¿Estaban esperando que empiece el partido para venir?, ¿Por qué no avisaron antes? Si no pasó nada, se iban y listo”.

Anvisa aseguró que el sábado por la tarde se reunió con representantes de Conmebol, de la federación brasileña (CBF) y de la selección argentina para informar que los cuatro deportistas habían violado el protocolo anticovid, que debían confinarse y que serían expulsados del país. En vista de que su petición no fue atendida, movilizaron a la policía, con la que fueron al hotel a buscarlos, pero ya estaban camino al estadio.

“La Conmebol dijo que podíamos jugar”, señaló el entrenador argentino, Lionel Scaloni. De acuerdo con ESPN, tanto la FIFA como la confederación sudamericana habían acordado una excepción para que estos cuatro jugadores pudieran participar en el cotejo, ya que las reglas del gobierno brasileño exigen 14 días de cuarentena para todos los que provengan del Reino Unido, Sudáfrica o India.

Sin embargo, Ednado Rodrigues, presidente de la CBF, negó que la federación brasileña haya participado en ninguna negociación: “En ningún momento la CBF ha sido parte de ninguna negociación para poner o quitar deportistas. La CBF respeta las normas sanitarias”.

El asunto causó indignación y críticas hacia la incongruencia de las autoridades brasileñas, ya que apenas entre junio y julio permitieron que se desarrollara la Copa América en su territorio con el respaldo del presidente de la república, Jair Bolsonaro, en la que participaron más de 250 futbolistas y otras 100 personas de staff.

El único comunicado que emitió Conmebol tras la suspensión del duelo fue que las sanciones y consecuencias le corresponden a FIFA y no a ellos, a lo que el organismo mundial respondió que, en efecto, al ser eliminatorias mundialistas, ellos serán quienes emitan la última palabra, pero hasta la noche del domingo dijeron que “daremos la información en su momento”.

Aunque Argentina podría ser sancionada por abandonar el campo, el peso más fuerte podría recaer sobre Brasil, de acuerdo con estatutos de la FIFA como el que habla de la no intervención del gobierno en temas de futbol: “Las federaciones miembros deben administrar sus asuntos de forma independiente y procurar que no se produzca ninguna injerencia por parte de terceros en sus asuntos internos”.

Asimismo, otra de sus reglas señala que “la Comisión Disciplinaria de la FIFA podrá imponer sanciones contra las federaciones implicadas en aquellos partidos que no se disputen o que se suspendan de forma definitiva”, como ocurrió en este caso con Brasil.

Hasta el momento, Brasil es líder de la eliminatoria en Conmebol con 21 puntos, seguido de Argentina con 15, mientras que el top 5 es completado por Ecuador (13), Uruguay (12) y Colombia (10).

Europa y el mundo tienen un nuevo líder invicto

En cuanto a la jornada netamente deportiva, Italia se llevó los reflectores de Europa y el mundo al convertirse en la selección con la mayor racha invicta de la historia: 36 partidos, superando los 35 que mantenían España y Brasil como marcas mundiales.

Pese a que los italianos empataron sus dos partidos entre el jueves y domingo (1-1 con Bulgaria y 0-0 con Suiza), mantienen la racha que empezaron el 10 de octubre de 2018 bajo el mando de Roberto Mancini y que mantuvieron durante la Eurocopa 2020 al ser campeones.

Otro récord del fin de semana fue el del delantero polaco, Robert Lewandowski, quien con un doblete ante San Marino (el partido finalizó 1-7 en favor de Polonia) se colocó como el cuarto máximo goleador en la historia de las selecciones europeas con 72, solo por detrás de los húngaros Sandor Kocsis (75) y Ferenc Puskas (84), así como del líder, el portugués Cristiano Ronaldo (111).

La jornada también vio las golizas de Alemania (6-0 a Armenia), España (4-0 a Georgia) e Inglaterra (4-0 a Andorra), que se colocaron como líderes de sus respectivos grupos eliminatorios. Serbia, Francia, Bélgica, Dinamarca, Turquía y Rusia son los otros líderes de Europa, a espera de reanudar la jornada el martes.

deportes@eleconomista.mx