Ganar el simbólico título de invierno en la Superliga de Grecia es certeza de mantener la cima del campeonato y coronarse al final de la temporada. Olympiacos es el monarca perfecto antes de la pausa invernal que hacen las ligas europeas, domina su torneo invicto, con 100% de efectividad y con la tercera mejor diferencia de goles a favor (+33) entre los 10 torneos más importantes del continente.

También es la plantilla más poderosa económicamente de su certamen, requisito indispensable para aspirar a la corona, ya que no ha existido un campeón de liga que no se encuentre entre los cinco equipos mejor cotizados de su respectivo torneo y donde sólo Leicester ha podido meterse en la pelea hasta el momento, pero la tendencia indica que no podrá coronar su mágico cuento de cenicienta.

Sin trofeo de por medio o estímulo alguno por llegar a la pausa de las competencias en lo más alto de la tabla, el título invernal marca una tendencia para las competencias europeas, ya que casi siete de cada 10 equipos que llegan como líderes en diciembre logran mantener la posición, para alzarse con el título de campeón de su respectiva liga.

En los últimos siete años, según un recuento hecho por El Economista, 48 de los 70 líderes invernales se proclamaron campeones de liga, lo que corresponde a 68.5 por ciento. En los torneos de Grecia e Italia, quien logra llegar al final del año calendario en la cima de la clasificación, en todos los casos, mantiene la posición hasta el final de temporada.

Caso contrario se presenta en la liga holandesa, donde la mitad de los campeones de invierno no han podido mantenerse en el primer lugar y perdieron el campeonato.

En cuanto a la productividad, además de Olympiacos, que mantienen paso perfecto, Bayern Munich (90.1%) y París Saint-Germain (89.4%) completan el podio de los más dominantes campeones de invierno; mientras que Arsenal y Leicester (68.4%), quienes comparten el liderato de la Premier League, son los monarcas invernales con menos productividad de los torneos analizados.

La difícil misión de Leicester

El cuento de Leicester en la Premier League de Inglaterra parece que no tendrá final feliz. El modesto equipo, cuyo valor de plantilla llega a 100 millones de euros según Transfermarkt, se ubica en el lugar 16 del torneo inglés en cuanto a su cotización. Su plantilla es 302 millones de euros más poderosa que su compañero en la cima de la liga (Arsenal, con 402 millones) y 442.5 millones más débil que Chelsea (542.5 millones), el equipo mejor valorado de Inglaterra.

En los últimos siete años, el único antecedente de un campeón invernal con valor de plantel fuera del top 10 de su liga fue Hoffenheim, recién ascendido a la Bundesliga durante la temporada 2008-2009, pero no pudo retener la posición y culminó la temporada en la séptima posición.

Leicester, con la efectividad más baja de los líderes invernales, parece que no podrá resistir el ritmo de la Premier League, debido a la baja cotización de su plantel y los antecedentes que indican que el monarca más modesto de las ligas europeas fue el Wolfsburgo, que hace siete temporadas se coronó siendo el octavo club en cuanto a su valor de plantilla.

[email protected]