Ricardo Ferretti daba las últimas indicaciones a Carlos Salcedo en el filo de la cancha, para que el defensa ingresara los últimos 15 minutos de la final de vuelta de la final del Clausura 2019. El método de Tuca fue el mismo durante toda la eliminatoria, desde hace 28 años, el orden, disciplina y defensa le han dado siete títulos de Liga, el último al vencer Tigres 1-0 en el marcador global.

La versión menos efectiva de León se presentó en la Liguilla, después de que durante la fase regular del torneo alcanzaron una media de un gol cada 37 minutos, apenas pudieron marcar un gol en los últimos 360 minutos. La tragedia guanajuatense se decretó al minuto 32, cuando Ángel Mena dejó el campo por una lesión, confirmando el mal estado de forma al retirarse como el único campeón de goleo que no ha podido anotar gol en la fase final.

El sistema de Ricardo Ferretti entregó una de las finales con menos goles en la historia del futbol mexicano, la última ocasión que un equipo fue campeón por anotar un solo gol, fue Pachuca cuando en el Torneo Clausura 2006 se impuso a San Luis.

El orden de Ferretti es más que una moda o una idea preconcebida. En la Liguilla del Clausura 2019 alzaron el título de campeón con cuatro goles anotados, contra tres en contra. En diversas ocasiones el Tuca ha mencionado que el partido perfecto es un empate sin goles.

Nahuel Guzmán fue parte importante del séptimo título de Tigres, que lo coloca en el quinto escalón de los equipos más ganadores del futbol mexicano, porque el portero argentino tuvo dos intervenciones ante los disparos de Jean Meneses y un remate de cabeza de Vinicio Angulo. La defensa fue la zona más sólida para un equipo que recibió cinco remates a portería en los 90 minutos del partido de vuelta.

Para alguien que pone por sobre todas las cosas los datos, que encuentra la perfección en el dígito que indica la neutralidad, Ricardo Ferretti ya es el líder en cinco de las estadísticas más importantes en la historia del futbol mexicano. Además de los siete títulos de campeón de Liga, y que igual el número de trofeos del legendario Ignacio Trelles, ahora Tuca es el que más partidos de Liga ha dirigido (1,084), más partidos de Liguilla (134) y más partidos de finales (24).

La espectacularidad no es un término que busquen los equipos de Ferretti y el método se ha convertido en una ley para sus jugadores. André Pierre Gignac nunca celebró tanto no recibir gol en su portería y su rol se limitó a destruir el juego de León, más que construir una propuesta ofensiva.

Tigres consigue su cuarto título en los últimos cuatro años, dibujando la mejor época en la historia del club.