Su hábito ha sido festejar con la bandera azulgrana. No ha importado si es con los botines puestos, dirigiendo a las fuerzas inferiores o al primer equipo del Barcelona, con el que se ha catapultado a lo más alto del planeta.

Joseph Guardiola ha derrochado clase dentro de la cancha, justo al centro del terreno de juego, o bien ha permitido que todo el mundo se deleite viendo jugar a su equipo, que además de acostumbrarse a llevarse los campeonatos, también lo ha hecho a hacerlo de una manera pulcra, adueñándose de la pelota, respetando a la tribuna y ponderando el espectáculo.

Si como jugador consiguió seis Ligas, cuatro Súper Copas de España, dos Copas del Rey, una Champions y dos Súper Copas de Europa, ahora como entrenador también ha comenzado una carrera exitosa, sin precedentes.

Parece que tiene magia en sus manos, porque hasta ahora, todo lo que ha tocado ha terminado siendo exitoso. Desde su mismo debut, en 2007, se proclamó campeón con la Tercera División del Barcelona, logrando el ascenso a Segunda División B tras superar la promoción de ascenso.

Esa primera campaña solo era un aviso de todo lo que vendría en su joven, pero exitosa y envidiable carrera. Y es que en 2008, tomó al primer equipo catalán, desechando cualquier teoría de que hombres jóvenes no pueden triunfar desde un inicio, dejando boquiabiertos a todo aquel que perteneciera al mundo del futbol.

En pleno año de debut, Pep comenzó a cosechar títulos de una manera impensable. Desplegando un futbol que fue reconocido en todo el planeta, se hizo de la Copa del Rey, la Liga Española, Súper Copa de España, la Champions, la Súper Copa de Europa y el Mundial de Clubes, colocándose como el único técnico en la historia en ganar seis títulos en un año.

Si bien todo el mundo sabe que además de trabajar bien en la cancha Guardiola es un gran motivador, seguramente toda la afición ya se frota las manos para enterarse de qué manera motivará a su plantel, para que salga con todas las energías a la cancha de Wembley, en busca de repetirle la dosis al Manchester, cuadro al que le ganaron la Champions hace apenas dos años.