Madrid tiene dos motivos para salir con la confianza fortalecida para el duelo hoy ante el FC Barcelona. Tienen hasta el momento la mejor defensa de su historia en la Champions League y además la productividad de José Mourinho en duelos directos ante Joseph Guardiola le favorecen al portugués.

Si alguien tiene duda de la supremacía de Mourinho en éste tipo de partidos ante el estratega catalán, solo debe de mirar los números entre éstos dos entrenadores. Y es que el hombre que hoy ocupa el banquillo merengue registra 66% de productividad ante Pep en duelos de vida o muerte, cayendo en una sola serie.

La primera ocasión en que se encontraron fue en la fase de semifinales de la Champions 2008-09, instancia en la que el Barcelona de la mano de Iniesta, al minuto 93, empataron el global 1-1 con el Chelsea y avanzaron a la final.

Un año más tarde, en la misma competencia y fase de eliminación el técnico portugués cobró venganza, al frente del Inter de Milán sacando un 3-2 global que sirvió para derrotar al campeón.

Tras equilibrar los enfrentamientos, vino una prueba en un solo encuentro en éste 2011, con la Copa del Rey donde el Madrid ganó.

LA MURALLA BLANCA

Álvaro Arveola, Sergio Ramos, Ricardo Carvalho, Marcelo y Pepe han formado las tres diferentes combinaciones de la protección de la escuadra madridista que ha recibido dianas en sólo dos de los 10 partidos que ha disputado durante la Champions, Rompiendo así su propia marca de siete partidos sin recibir un tanto obtenida en los años 1998 y 2002 en los que la superioridad defensiva también les otorgo el título.

Marcelo es el único de cinco defensas titulares que ha jugado los diez encuentros totales en la competencia, y se ha vuelto un jugador indispensable por la buena mancuerna que ha formado con el mediocampista Ángel Di María. (Con información Llanely Rangel)