Hungría hizo historia al ganar a Noruega por 2-1 (3-1 global) en el partido de vuelta de la repesca y lograr su primera clasificación para una fase final de la Eurocopa desde 1972.

Tras vencer ya el jueves en Oslo por 0-1 en el encuentro de ida, los magiares sellaron esta noche en el Groupama Arena de Budapest su pasaporte para Francia 2016, primer gran torneo en que tomarán parte desde el Mundial de México en 1986, es decir, 30 años después.

Tamas Priskin recibió un balón largo impulsado desde la zaga por Tamas Kadar que cogió adelantada a la cobertura vikinga y, totalmente solo, aguantó a tres jugadores, recortó y clavó el balón por el ángulo con un disparo con rosca. Un golazo. El 2-0 llegó por medio de un autogol y posteriormente Noruega marcó el del honor.

La lista de participantes se completará con la vuelta de las otras tres eliminatorias pendientes de resolución: Irlanda-Bosnia (1-1) y Eslovenia-Ucrania (0-2) y Dinamarca- Suecia (1-2) mañana.