La derrota de los Redskins (6-5-1) aseguró que los Cowboys de Dallas (11-1) se clasificasen a los playoffs.

Carson Palmer y David Johnson guiaron la victoria de Cardinals 31-23 ante los Redskins de Washington.

Palmer acumuló 300 yardas en pases y tres touchdowns y Johnson anotó dos veces. Un pase de touchdown de 25 yardas a Johnson con 11:09 por jugar puso a Arizona en ventaja 24-20, el cuarto intercambio de delantera en el segundo tiempo.

Luego de un gol de campo de Washington, el pase de touchdown de 42 yardas de Palmer con J. J. Nelson, restando 1:56 en el reloj, puso cifras definitivas a favor de los Cardinals (5-6-1).

En otro duelo, los acereros de Pittsburgh vencieron 24-14 a los Giants, al poner fin a la racha ganadora de Nueva York con una fórmula familiar.

Ben Roethlisberger lanzó para 289 yardas y dos touchdowns. Le’Veon Bell sumó 182 yardas totales por aire y tierra y la renaciente defensiva de Pittsburgh obligó a Eli Manning a cometer una serie de errores.

Los Steelers (7-5) ganaban por tercer juego seguido para seguir compartiendo con Baltimore la cima de la División Norte de la Conferencia Americana.

Mientras que en Oakland, California, Derek Carr lideró otra remontada de Raiders en triunfo sobre 38-24 a los Bills de Buffalo. Carr lanzó para 260 yardas y dos touchdowns para llevar a los Raiders a su mayor remontada en 16 años.

Después de ir perdiendo 24-9 con touchdowns en las primeras dos series de la segunda mitad de Buffalo (6-6), los Raiders (10-2) tomaron el control con 29 puntos sin respuesta y ganaron por sexta ocasión consecutiva para mantener la ventaja de un juego sobre Kansas City en la dura División Oeste de la Conferencia Americana.

La derrota fue devastadora para los Bills, que llegaron a diciembre con la esperanza de terminar con la sequía de playoffs más larga de la liga. Pero un gran día de LeSean McCoy, que sumó 130 yardas terrestres para ayudar a Buffalo a tomar la amplia ventaja, no fue suficiente.

Los Bills se encuentran dos juegos debajo de Denver por el segundo puesto de comodines en la Americana y podrían enfilarse a su 17 temporada en fila sin un boleto de playoffs.

Por otro lado, en San Diego, los Bucs consiguieron la cuarta victoria seguida; 28-21 ante Chargers.

Jameis Winston conectó un pase de touchdown de 12 de yardas con Cameron Brate, al promediar el último cuarto para que Tampa Bay se fuera al frente y Keith Tandy interceptó a Philip Rivers en la zona de anotación con 2:56 en el reloj, dándole a los Buccaneers el triunfo.

Los Bucs (7-5) alcanzaron a Atlanta en la punta de la División Sur de la Conferencia Nacional.

San Diego (5-7) buscaba nivelar su foja por primera vez desde la segunda semana. Siguen hundidos en el fondo del Oeste de la Conferencia Americana.