Por decisión propia, Carlos de los Cobos Martínez presentó su renuncia como director técnico de Querétaro, dio a conocer la directiva del equipo mediante un comunicado de prensa que emitió ayer.

En el documento se indicó que la disposición fue tomada exclusivamente por Carlos de los Cobos, con la finalidad de permitir a la directiva buscar alternativas encaminadas a revertir la situación actual y alcanzar los objetivos deportivos trazados por la institución.

Querétaro se manifiesta agradecido en todo momento con el profesionalismo, entrega, trabajo, rectitud y honorabilidad mostrada por Carlos de los Cobos durante su gestión , se puntualizó.

De los Cobos Martínez estuvo al frente de Gallos Blancos desde mayo pasado, cuando llegó para suplir a Ángel David Comizzo. Se trataba de la segunda vez que dirigía al conjunto queretano, dado que en el Apertura 2004 estuvo al frente en ocho partidos.

No obstante, en el actual torneo, el equipo de Querétaro sólo ha conseguido un punto de los 21 posibles, al haber acumulado seis derrotas en siete partidos, además de estar en mayor riesgo de descender.

Renuncia

Apenas la semana pasada, Ulises Zurita fue destituido como Presidente del equipo y en su lugar fueron presentados Adolfo Ríos y Markus López, quienes aseguraron que se daría tiempo y confianza a Carlos de los Cobos para que los resultados mejoraran.

Ambos directivos descartaron la salida inmediata de De los Cobos Martínez e inclusive afirmaron que se iniciaría con una nueva etapa para Gallos Blancos; sin embargo, este martes el timonel decidió renunciar debido al pésimo ?desempeño que ha tenido el equipo.

Carlos de los Cobos es el quinto director técnico de la Liga MX que deja el banquillo en las siete fechas que lleva el torneo, mientras que algunos de los nombres que suenan con más fuerza para ocupar la dirección técnica del conjunto queretano son Sergio Bueno e Ignacio Ambriz.

Debido a los malos resultados que ha acumulado el conjunto de Gallos Blancos, se encuentra ?en el último lugar de la tabla porcentual y de no sumar en las próximas jornadas, corre el riesgo de descender.

socorro.cordova@eleconomista.mx