El ‘Teatro de los sueños’ hizo honor a su nombre y escenificó un deja vu para Cristiano Ronaldo en su regreso al futbol inglés. Tras jugar su primer partido con la camiseta del Manchester United después de 12 años, el portugués colaboró con dos goles que mantienen a su equipo como líder de la Premier League, un escenario que CR7 vivió muchas veces entre 2003 y 2009 en su primera etapa con los Red Devils.

“Mi regreso a Old Trafford ha sido solo un breve recordatorio de por qué este estadio se conoce como el Teatro de los Sueños. Cuando empecé el partido estaba nervioso, lo juro. No esperaba que (los aficionados) cantaran mi nombre todo el encuentro ni marcar dos goles, pero estoy aquí para ganar partidos y ayudar al equipo”, escribió Ronaldo en sus redes tras la victoria 4-1 sobre Newcastle incluyendo su doblete.

Ante 72,732 aficionados en Old Trafford, el equipo dirigido por Ole Gunnar Solksjaer le dio un cálido recibimiento a su nuevo integrante, Cristiano Ronaldo, permitiéndole jugar como centro delantero y rodeado de velocistas como Mason Greenwood y Jadon Sancho; de hecho, el primer gol del portugués fue producto de un rebote tras un disparo de Greenwood.

De esta forma, CR7 se colocó en la historia de la Premier League al ser el segundo jugador con la mayor cantidad de tiempo entre un gol y otro, ya que el último lo marcó en 2009, hace 12 años. Solo Matthew Jackson lo supera con 13 años de distancia entre 1993 (con Everton) y 2006 (con Wigan).

Otros jugadores destacados en la jornada inglesa fueron Paul Pogba y Romelu Lukaku. El primero sumó su séptima asistencia en apenas cuatro partidos, siendo el primero en la historia de la Premier League que lo consigue en ese lapso; además, en lo que va de 2021, lleva 10, más que cualquier otro jugador del máximo campeonato inglés.

Por su parte, Lukaku anotó su primer gol en Stamford Bridge, la casa de su nuevo equipo, el Chelsea, en la victoria de 3-0 sobre Aston Villa y se colocó como segundo goleador de la temporada con un total de tres tantos en igual número de juegos. Ante el aplauso de 40,000 espectadores, ayudó a los Blues a posicionarse segundos de la tabla general con la misma cantidad de puntos (10) y diferencia de goles (+8) que el United, solo que este último equipo ha marcado dos tantos más.

El cierre de jornada en Inglaterra puso a un tercer líder también con 10 puntos: el Liverpool de Jurgen Klopp, que superó 0-3 al Leeds United de Marcelo Bielsa y ascendió a la cima de la Premier, dejando al Manchester City en cuarto lugar, al Brighton en quinto y al Tottenham en sexto, todos con nueve unidades.

Ancelotti, otro regreso que está resultado en Europa

Tras el parón de 12 días por la fecha FIFA, el futbol regresó a la élite europea y el Real Madrid aprovechó para dar un golpe de autoridad ante su gente. Después de 560 días sin recibir público en el Santiago Bernabéu, el conjunto merengue recibió al Celta de Vigo en la jornada 4 y terminó goleando 5-2 para apoderarse de la cima de LaLiga.

La figura fue el delantero francés, Karim Benzema, quien logró su sexto hat-trick desde que llegó al Madrid en 2009 y el primero desde hacía dos años y cinco meses. Con esta espléndida actuación, también entró al top 10 de goleadores de LaLiga al empatar a Edmundo Suárez ‘Mundo’ con 195 tantos.

Más allá del hat-trick y la goliza, resaltó el planteamiento del entrenador merengue, Carlo Ancelotti, quien volvió al club en este verano luego de seis años dirigiendo entre Alemania, Italia e Inglaterra.

Bajo su dirección, el Madrid ha iniciado la liga con tres triunfos y un empate, así como con 13 goles a favor, su mayor registro desde la temporada 2014-15. Tan solo en comparación con la última temporada, en la que todavía eran dirigidos por Zinedine Zidane, ya llevan el doble de anotaciones.

Otro acierto para Ancelotti en el duelo contra el Celta fue el ingreso del reciente fichaje, Eduardo Camavinga, a quien le bastaron solo seis minutos en su debut en el futbol español para anotar su primer tanto. De esta forma, se convirtió en el cuarto extranjero menor de 19 años que anota con la camiseta del Real Madrid en LaLiga, solo detrás de los brasileños Rodrygo y Vinícius, así como del defensa francés Raphael Varane.

deportes@eleconomista.mx