Libreville.-Costa de Marfil y Zambia ganaron 1-0 sendas semifinales de la Copa de Africa de Naciones (CAN) de futbol 2012, ante Mali en Libreville, y frente a la favorita Ghana en Bata, Guinea Ecuatorial, este miércoles, y jugarán la final de la competición.

El domingo, en Libreville a las 19H00 GMT, se enfrentan la favorita Costa de Marfil y el invitado sorpresa Zambia, mientras que Ghana y Mali disputarán, el sábado en Malabo en el mismo horario, el partido por el tercer puesto de la CAN.

Gervinho, en el minuto 44, tuvo un momento de genialidad y dio el pase a la final a la selección marfileña, lo que le permitirá luchar por su segundo entorchado continental, después del logrado en 1992.

Los "Elefantes" fueron fieles a la imagen que han ofrecido en este Copa de Africa, un equipo serio, favorito al título, que no quería dejar escapar su oportunidad tras haber fracasado en las ediciones anteriores (finalista en 2006, semifinalista en 2008 y cuartofinalista en 2010).

La generación capitaneada por el delantero del Chelsea Didier Drogba llega a la final con el inexcusable cartel de favorito y se enfrentará a Zambia, gran revelación del torneo.

Las estadísticas muestras el paso firme del "elefante". Ha ganado los cinco partidos, con 9 goles marcados y ninguno encajado.

Después de una primera fase en la que lograron tres victorias por la mínima, sin florituras, Costa de Marfil ha dado su verdadera medida en las fases de eliminación directa.

El marcador no demuestra el claro dominio de Costa de Marfil, liderado por un omnipresente Yaya Touré.

El gol tenía que llegar y lo hizo en una carrera de Gervinho, que se hizo con el balón en el centro del campo y avanzó por la izquierda, mientras la defensaba reculaba esperando el pase de la muerte que nunca llegó y el delantero del Arsenal lo cruzó bien ante el portero.

Después, Drogba y Touré tuvieron sus ocasiones desperdiciadas, pero eso quedó para la anécdota.

A primera hora, en Bata, Zambia dio la gran sorpresa al derrotar 1-0 a Ghana y jugará el partido por el título por tercera vez (fue finalista en 1974 y 1994).

Para el ganador anotó el solitario gol el joven delantero Emmanuel Mayuka, de 21 años de edad, jugador del Young Boys suizo, con un disparo envenenado, mientras que los ghaneses perdieron una gran ocasión al comienzo del partido, cuando un penal ejecutado por Asamoah Gyan (minuto 8) fue detenido por el arquero Kennedy Mweene.

"Ningún rival puede ser mejor que nosotros en este torneo", dijo, muy contento, el entrenador francés de Zambia Hervé Renard.

El sueño de Zambia se sostuvo por un hilo porque, aunque fueron de menos a más durante el partido, Ghana fue la que controló el juego y obligó a su rival a defenderse constantemente y a atacar, únicamente, mediante balones largos, un estilo de juego contrario a su naturaleza, de juego de toque y ordenado.

Las ocasiones también estuvieron del lado de Ghana, pero el falló de Gyan (quien marcó sólo un gol en este torneo) fue decisivo para el resultado final, con el que los cuartofinalistas en el Mundial de Sudáfrica-2010 quedaron fuera del torneo continental.

Los dueños del centro del campo eran los ghaneses Kwadwo Asamoah y Derek Boateng, que fue expulsado a seis minutos del final, quienes se encargaron de neutralizar el escaso juego de Zambia.

Aún así, ésta frustró una vez más las aspiraciones de uno de los grandes favoritos al título, y de una de las mejores generaciones de futbolistas de la historia del país.

BVC