En una breve presentación con música de piano de Vladimir Petrov inició la inauguración, mientras que en pantallas del estadio Luzhniki se observó un video con aspectos culturales de Rusia, el país anfitrión de la Copa del Mundo 2018.

Se pudo admirar la arquitectura, música danza y arte del país más grande del orbe. El portero español Iker Casillas y la modelo rusa Natalia Vodionova fueron los encargados de depositar en el centro del campo del estadio Luzhniki la Copa que alzará el equipo que gane este Mundial.

La fiesta continuó con la música del inglés Robbie Williams y la soprano Aida Garifullina, quienes por momentos combinaron sus talentos para enaltecer los éxitos del británico, mientras que en el césped el colorido y las coreografías siempre estuvieron presentes.

Después del número musical, hizo su entrada al estadio el campeón brasileño Ronaldo Nazario, quien formó parte del plantel de la Verdeamarela en Estados Unidos 1994.

También fue pieza fundamental de la Canarinha en el subcampeonato y título de Francia 1998 y Corea-Japón 2002, respectivamente.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ofreció un emotivo mensaje pacífico y de hermandad previo al inicio del primer partido de la Copa Mundial Rusia 2018 entre la selección local y Arabia Saudita.

“Bienvenidos a los que están en el estadio y en la fanzone. Enhorabuena y a todos los que compiten en este torneo", expuso Putin, quien fue seriamente escuchado, pues incluso el ruido que había en el inmueble disminuyó.

Prosiguió: "Hemos trabajado muy duro para llegar a este día, con todo absolutamente a punto. Gracias también a los miembros de la familia de la comunidad global del futbol".

Dejó en claro que con la realización de la Copa del Mundo "abrimos las puertas también a todos los que vengan a ver futbol o no. Hay millones y millones de personas siguiéndolo”.

Destacó la importancia del deporte en general y hoy en particular de la disciplina más popular del orbe: “Sin importar las diferencias de lengua, de ideología, de raza o de cualquier otro tipo, unidos todos por el deporte y por los valores del deporte".

"Bienvenidos a Rusia", externó Putin, quien se llevó los aplausos de los presentes en la continuación de la ceremonia de inauguración de la Copa Mundial Rusia 2018.

Seguridad

Los servicios policiales de Rusia mantienen contacto estrecho con sus colegas de los países participantes de la Copa Mundial de Futbol, cuya seguridad estará a cargo de unos 40,000 efectivos de corporciones públicas y privadas, además de unos 17,000 voluntarios.

“Nuestros servicios de seguridad mantienen contactos muy estrechos con los servicios de seguridad de los países que hoy participan en el Mundial”, informó el vicepresidente del Comité de Educación Física, Deporte, Turismo y Asuntos de la Juventud de la Duma, Valeri Gazzaev.

Resaltó que Rusia “siempre ha tenido su sistema de seguridad, sobre todo, mientras se celebran grandes torneos de esta envergadura”, por lo que los agentes rusos realizan con regularidad trabajos de prevención.

“Todos están entusiasmados por la celebración del campeonato y, por supuesto, la seguridad tiene un gran significado”, dijo, citado por la agencia local de noticias Sputnik.

Para este tema, el gobierno desplegará 17, 440 uniformados, a los que se unirán 21,556 efectivos de empresas privadas que brindarán sus servicios.

El gobierno ruso ha tomado una serie de medidas sin precedentes para garantizar el orden durante la Copa Mundial de Futbol ante las amenazas del grupo extremista Estado Islámico (EI) lanzadas el año pasado, los ataques homofóbicos y la violencia de los “ultras”.

“Las medidas son realmente sin precedentes y han sido planificadas desde hace bastante tiempo”, dijo recientemente el director de operaciones de seguridad del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB), Alexei Lavrichev.

Explicó que “se basan en nuestra experiencia de este tipo de acontecimientos, aunque también hemos estudiados las experiencias internacionales”.

Rusia alberga este año por primera vez en su historia el Mundial, que terminará el 15 de julio y que tendrá lugar en 12 estadios de 11 ciudades: Moscú, San Petersburgo, Ekaterimburgo, Kaliningrado, Kazán, Volgogrado, Nizhni Novgorod, Rostov del Don, Samara, Saransk y Sochi.