Leverkusen, Alemania.-La selección colombiana vivió un martes para olvidar en el estreno del país en un Mundial de futbol femenino, cayendo por 1-0 ante Suecia en el primer partido del grupo C y perdiendo a una de sus arqueras suplentes, Yineth Varón, suspendida por dopaje.

Coincidiendo con el primer partido de las sudamericanas, la FIFA comunicó el control "adverso" de Varón en la muestra del pasado 25 de junio, poco después de sumarse a la convocatoria, tras sustituir a la arquera titular Paula Forero, que se lesionó durante la preparación del torneo.

En el partido, las 'Super Poderosas' estuvieron cerca de dar la sorpresa ante el quinto equipo en el ránking mundial FIFA, pero terminaron sucumbiendo ante la superioridad de su rival, para quien marcó Jessica Landstrom en el minuto 57.

Suecia, uno de los favoritos al título, rompió así una racha de ocho años sin ganar un partido en esta competición, desde las semifinales del Mundial-2003, ya que en la anterior edición, hace cuatro años en China, fueron una de las grandes decepciones y se fueron sin ningún triunfo.

Colombia, que sorprendió en la clasificación de la zona sudamericana al privar de estar en este torneo a Argentina y Chile, no pudo repetir su hazaña del año pasado en el Mundial Sub-20, en el que había eliminado a las suecas en los cuartos (2-0).

En el siguiente partido, el sábado, las jugadoras 'cafeteras' no lo tendrán fácil para corregir el rumbo, ya que su rival será Estados Unidos, dos veces campeón mundial (1991, 1999) y número uno del mundo en la lista de la FIFA.

BVC