Las Chivas cesaron del cargo de director técnico a Luis Fernando Tena, pues el equipo sólo ha sumado un punto en tres jornadas del torneo Guard1anes 2020, perdiendo contra Santos, Puebla y empatando contra León. Chivas ha sido de relaciones cortas en el banquillo desde el 2018, periodo en el que han pasado tres entrenadores.

Tena llegó al club en septiembre de 2019 y su contrato quedó rescindido tras 318 días de haber ocupado el cargo.

Los proyectos en la Liga MX no conocen de paciencia, es un lujo para un director técnico poder permanecer por más de un ciclo futbolístico dirigiendo al mismo conjunto. Son sólo cuatro los actuales dirigentes que cuentan con más de un año en los banquillos de sus equipos: Miguel Herrera (llegó al América en mayo de 2017); Ricardo Ferretti (con dos etapas previas y ahora acumula una década con Tigres); Gabriel Caballero (dirige a Bravos de Juárez desde 2018) e Ignacio Ambriz (cerca de cumplir dos años al frente de León).

En los últimos dos años a Chivas le ha costado encontrar un timonel que cumpla con las expectativas de la afición y de los directivos. Antes de Tena, Tomás Boy se despidió del plantel luego de 169 días en el cargo, 9 derrotas, 5 victorias y 2 empates, 20 goles a favor y 25 en contra. Boy sustituyó a José Cardozo quien estuvo por 292 días en el cargo (Diario As señaló que su efectividad con el rebaño fue de 40.23% con 29 juegos con 9 victorias, 8 empates y 12 derrotas).

El argentino Matías Almeyda fue el último técnico del Rebaño al que le otorgaron continuidad más allá de dos torneos, permaneció del 2015 al 2018, tiempo en el que ganó un título de Liga en el Clausura 2017, dos veces la Copa MX, la Liga de Campeones Concacaf en 2018 y la Supercopa MX. De acuerdo a datos recopilados por este diario, Almeyda llegó a Chivas con un sueldo modesto de 30,000 dólares mensuales, sin embargo sus éxitos llevaron su salario al alza tras una renovación en 2017 convirtiéndose en un sueldo “difícil de alcanzar en América Latina”, según TUDN.

Almeyda dejó el cargo alegando diferencias con la directiva.

La búsqueda de resultados en el corto plazo se refleja en la cantidad de técnicos cesados torneo tras torneo, incluso el Clausura 2019 impuso récord en la mayor cantidad de bajas con 10 dirigentes que no pudieron terminar la competencia. En esta ocasión, antes de iniciado el torneo, Míchel González renunció a Pumas y la tercera jornada ha revelado el primer despido, mientras que dentro de los nuevos movimientos que se registraron fue el de Alex Diego a la dirección técnica de Querétaro, Pablo Guede a Tijuana, Andrés Lillini entró como técnico interino de Pumas y Francisco Palencia como el primer timonel en el conjunto del recién creado Mazatlán.

Además de los millones invertidos en fichajes, el éxito de Tigres durante la última década  ha estado respaldado por el proyecto de continuidad de Ricardo Ferretti, traducido en cinco campeonatos de liga, una Copa MX y tres títulos de Campeón de Campeones. La jornada tres del Guard1anes 2020 también significó el partido 500 de la tercera etapa de Ferretti con Tigres.

Además de la UANL y América, que han permanecido con sus actuales dirigentes durante más tiempo, desde 2015 Pumas y Querétaro son de los equipos que más continuidad trató de darle a sus técnicos. Ambos dieron la oportunidad a cuatro estrategas de permanecer por más de 400 días.

Diego Alonso con Pachuca permaneció por más de 1,200 días, así como Antonio Mohamed con Monterrey.

deportes@eleconomista.mx