El Comité Olímpico Mexicano tiene contemplado un presupuesto de 80 millones de pesos programado con la Conade, que a seis meses de iniciar los Juegos Olímpicos en Tokio, aún no tienen manera de ejercerlo.

“No se nos ha comunicado (el presupuesto) hasta que veamos la posibilidad de ejercerlo, por nuestra parte, consideramos que hay prioridades de salud, como la vacuna, las pruebas y llevamos negociaciones con patrocinadores para la misión de Tokio 2020. No se ha fijado el número de pruebas exactas que necesitamos, porque aún no se sabe quiénes son los atletas que estarán en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM) y quienes en la Conade. La garantía de pruebas y vacunas para los atletas está al 100%. Lo que se necesite, nosotros lo vamos a tener por Panam Sports, Solidaridad Olímpica o patrocinadores”, explica a este diario Carlos Padilla, presidente del COM.   

A nivel global la pandemia se ha acentuado, y en especial Japón activó el estado de emergencia hasta febrero. El Comité Organizador ha asegurado que pese al descontrol que ha tenido la planeación de la justa olímpica, el evento no cambiará sus fechas del 23 de julio al 8 de agosto.

“No tenemos contemplado que México no participe. Hemos estado en contacto con los atletas y hay una gran preocupación por la pandemia pero todos desean asistir a los Juegos”.

“Las condiciones son distintas con los protocolos de seguridad, desde la salida de nuestro país tienen que llevar la verificación de la prueba negativa, ya vacunados, con las características que requiere Japón y al llegar, volver a hacerse análisis. Se han estudiado perspectivas pero la Jefatura de Misión aún no lleva a cabo la reunión para que se precisen las condiciones en las que tendría que moverse nuestra delegación. La reunión se hace a finales de enero o principios de febrero”.

Hasta el 6 de enero, el COM contabilizó que México tiene 47 plazas (23 varoniles y 24 femeniles), 88 deportistas (49 hombres, 39 mujeres) confirmadas para los Juegos Olímpicos este año, que comenzó con cambios en las agendas deportivas para los atletas que continúan en la búsqueda de boletos. Por ejemplo, la Federación Internacional de Gimnasia (FIG), anunció la cancelación de la Copa del Mundo de la especialidad que estaba programado el 13 y 14 de febrero, en Bakú, Azerbaiyán; debido a que aumentaron los casos por covid-19 en dicha sede.

La FIG pidió que las siguientes Copas del Mundo deben posponerse o cancelarse, es decir, la de gimnasia artística en Cottbus, Alemania; gimnasia aeróbica en Tokio, Japón y gimnasia acrobática con tres competencias en Oktyabrskiy, Rusia; Maia, Portugal y Puurs, Bélgica.

“Tenemos proyectado entre 130 y 150 deportistas que acudan  a la cita olímpica. La comunicación es constante con la Jefatura de Misión, vamos actuando con lo que cada día se vaya presentando, no podemos actuar planeando a futuro. Debemos acostumbrarnos a que las decisiones se toman día a día. El COM tiene asegurada la ropa deportiva con Li-ning, a Sisnova como patrocinador y estamos por cerrar convenio con la transportación aérea que implica alrededor de 16 millones de pesos".

México envió en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 una delegación de 120 atletas con un presupuesto del gobierno federal de 17 millones de pesos, por lo que el COM pidió apoyo económico al Comité Olímpico Internacional (COI) de 1 millón de dólares y en el 2017 pidió un segundo de 750, 000 dólares. Después para el proceso olímpico continuó la carencia de recursos en el COM que  derivó en acciones como el recorte del 60% de la nómina del COM y en el 2019 el cierre del CDOM, que para operar se apoyaba  de las cuotas de recuperación por el uso de las instalaciones, aportaciones directas del COI, préstamos de Solidaridad Olímpica, Panamericana y la aportación de empresarios y patrocinadores.

Padilla menciona a este diario que actualmente el costo de operación del CDOM se estima mensualmente entre 8 y 9 millones de pesos.

¿Cómo se ha administrado el COM durante el año de pandemia?

“Hemos logrado hacerlo, salimos bien el año pasado, hay aspectos económicos y otros que se incrementan. Nos ahorró luz, agua, pero los gastos más fuertes fueron de nómina, prestaciones para nuestros trabajadores, por protección de ellos. Antes de la pandemia ya habíamos tomado el acuerdo en el Comité Ejecutivo de no cerrar el CDOM y atender a los preseleccionados nacionales a Juegos Olímpicos y seleccionados nacionales que ya estuvieran haciendo sus actividades dentro del CDOM”.

marisol.rojas@eleconomista.mx