El Comité Olímpico Internacional (COI) firmó dos acuerdos de patrocinio con Coca-Cola y la china Mengniu para el periodo 2021-2032 por un valor combinado de 3,000 millones de dólares.

Esta cifra, que estima Financial Times pero que no se ha revelado oficialmente, supondría el mayor contrato firmado en patrocinio deportivo. Y llega, además, en un momento clave, pues supone la cooperación entre Estados Unidos y China en plena guerra comercial.

Ambas firmas apoyarán conjuntamente los Juegos Olímpicos en ese periodo, que abarca seis juegos de verano e invierno. Lo harán con una fórmula histórica, pues compartirán categoría por primera vez en la historia del COI.

En su caso, será título de socio oficial de bebidas sin alcohol para los eventos. Se acogen al llamado programa The Olympic Partner, que nació en 1985 y en el que ya figuraba Coca-Cola y en el que también participan hoy Alibaba, Atos, Bridgestone, Dow, General Electric, Intel, Omega, Panasonic, P&G, Samsung, Toyota y Visa.

Coca-Cola prolonga su alianza con el COI, que data de 1928 como “el acuerdo más longevo de la historia del patrocinio deportivo y del patrocinio en general”.

Mengniu, por su parte, el segundo mayor productor de productos lácteos de Asia (de propiedad mayoritariamente estatal y cotizada en el Hang Seng desde el 2014) se estrena en esta modalidad.

“Este acuerdo histórico, junto con nuestros planes de expansión global ayudarán a Mengniu a promover nuestros valores de calidad y salud”, explicó Jeffrey Lu, CEO de la firma Mengniu.

En Coca-Cola, su homólogo, James Quincey, destacó que se trata “de un acuerdo sustancial, una asociación profunda”.

“Tendremos nuestros planes de marketing individuales, pero estamos encantados de asociarnos con una empresa respetada y que conocemos bien en China”.

“Es Italia la que ha ganado”: Giuseppe Conte

Tras la atribución a Milán y Cortina d’Ampezzo de la organización de los Juegos Olímpicos de Invierno del 2026, el jefe del gobierno italiano, Giuseppe Conte, expresó su orgullo.

“Es Italia la que ha ganado, todo un país que ha trabajado unido con la ambición de lograrlo y de ofrecer al mundo un evento deportivo memorable”, expresó.

La candidatura italiana, que prevé una ceremonia de apertura en Milán y pruebas de esquí alpino en Bormio para los hombres y en Cortina d’Ampezzo para las mujeres, se impuso a la sueca de Estocolmo-Are.

“Es una jornada histórica y la victoria de todos los italianos. Es Italia, el futuro y el deporte los que ganan”, señaló, por su parte Matteo Salvini, el ministro de Interior y hombre fuerte del gobierno italiano.

“Eso traerá al menos 5,000 millones de euros de valor añadido y 20,000 empleos, además de carreteras e instalaciones deportivas. Con los Juegos Olímpicos de Invierno, confirmaremos al mundo nuestra excelencia y nuestras capacidades”, añadió Salvini.