El virus de la competencia hizo efecto. Los delanteros universitarios, ocho en total, ya sea canteranos, veteranos o fichajes experimentados, se disputan un lugar. Y eso a Pumas le conviene. Ayer el club universitario se impuso 3-0 a Querétaro.

Yo he dicho que en Pumas ya no habrá jugadores titulares, si hoy te mereces el lugar, bien, y si no, pues al partido que sigue , aseguró tajante al terminó del partido Joaquín del Olmo, estratega de Pumas, cuando se le cuestionó acerca de si Martín Bravo, autor de dos de los tres goles, se había hecho de la titularidad.

Hace menos de un mes el argentino temía por su futuro, tras la llegada de su compatriota Emanuel Villa y el español Luis García, también delanteros. Pero tal parece que la competencia le ha sentado bien, pues en cuatro años que lleva en el club, ésta es la primera vez que se le nota con tal determinación, un gol cada 60 minutos.

Ayer a penas había iniciado el encuentro (minuto 5) cuando ya aprovechaba una pelota de rebote para hacer la primera diana. Después, su salto al aire con el puño cerrado sonriendo a la afición lo decía todo, la tranquilidad le estaba llegando gracias a su puntería.

Tan sólo 11 minutos después, Emanuel Villa le mandaría otro balón que Bravo sólo definiría hacia el arco. Aquí estoy se leía en su rostro, en una sonrisa tan sincera como nunca antes. Minuto a minuto, corría, guiaba, un pase, un tiro al arco... Lo mismo hacía Villa y un Luis García menos constante, que su partido debut con el equipo apenas le alcanzó para acoplarse.

Para el segundo tiempo, entraron a la cancha del Olímpico Universitario Eduardo Herrera y Alfonso Nieto, era la hora de los canteranos. Tanto García como Bravo salieron de cambio bajo aplausos, más el segundo que el primero, por obvias razones.

Cuando el reloj marcaba 88 minutos, Villa intentó superar al arquero de Los Gallos, Juan Guillermo Castillo, el cual pudo atrapar el balón, pero luego lo soltó en el área y Eduardo Herrera no dejo ir la oportunidad de fabricar su primer tanto en el torneo.

Al final, el mismo Herrera aseguró que en estas instancias, los minutos que te dé el entrenador valen oro . Y es que éste es Pumas, el de la cantera, y ahora los experimentados en plena guerra por un lugar en la alineación titular. ¿Usted qué dice? Que siga así, al futbol mexicano le conviene.