A unas horas de comparecer ante la Comisión de Ética de la FIFA, Joseph Blatter dijo sentirse consternado por las acusaciones en una carta que envió a las 209 federaciones de futbol que conforman el máximo rector del futbol y antes de afrontar el veredicto final sobre las investigaciones de corrupción y soborno que persiguen al depuesto presidente del organismo.

Al referirse al pago de 2 millones de dólares que la FIFA dio a Michel Platini y el motivo de las investigaciones contra los directivos, Blatter explicó en la misiva que el pago fue sometido al proceso administrativo integral y su corrección fue confirmada por todas las instancias competentes de la FIFA, incluido el congreso , expresó el directivo que cumple una suspensión de 90 días de su cargo y quien refiere que desempeñó sus funciones siempre con lealtad y buena fe.

Blatter también manifestó su preocupación por filtraciones a la prensa sobre el castigo que recibiría en caso de que la comisión lo encontrara culpable, ya que podría llegar a dos años fuera de la administración del futbol o hasta la inhabilitación de por vida.

Estoy suspendido, sí, pero no aislado, y mucho menos impedido de hablar. Quiero agradecer los signos de solidaridad que he recibido de ustedes. Esperemos que el 2016 sea un año mejor para la FIFA , terminó la carta.

Aprueban extradición ?de directivos de FIFA

Nicolás Leoz, Juan Ángel Napout y Eduardo Li tendrán que responder ante la justicia estadounidense por las acusaciones de lavado de dinero, fraude, crimen organizado y corrupción por los derechos de transmisión de la Copa América.

Leoz, ex presidente de la Confederación Sudamericana de Futbol, está detenido bajo arresto domiciliario en Paraguay desde mayo, cuando fue acusado por las autoridades estadounidenses de crimen organizado, lavado de dinero y otros delitos cometidos durante su gestión como presidente del organismo rector del futbol sudamericano entre el periodo 1986-2013.

Uno de los sucesores de Leoz en la Conmebol, Juan Ángel Napout, y Rafael Callejas, ex presidente de la federación de futbol de Honduras, se declararon no culpables ante la justicia federal de Nueva York en el caso de corrupción en la FIFA.

Napout fue puesto en libertad bajo fianza de 20 millones de dólares y estrictas condiciones, mientras que Callejas quedó detenido, según resolvió el juez Robert Levy, en audiencias por separado en los tribunales federales de Brooklyn.

A Rafael Callejas, que se entregó a las autoridades, se le acusa entre otras cosas de haber recibido sobornos por un total de 1.6 millones de dólares para conceder derechos de transmisión de los partidos disputados por la selección hondureña.

Por último, la Oficina Federal de la Justicia suiza informó que Eduardo Li, ex presidente de la Federación de Costa Rica, ha retirado el recurso presentado contra su extradición a Estados Unidos.

Detenido en Zúrich, Suiza desde mayo, se encuentra aún encarcelado en la ciudad suiza, aunque podría ser trasladado en breve a Estados Unidos.