Zaragoza. El mediocampista mexicano Pablo Barrera fue descartado por el técnico del Zaragoza, Manolo Jiménez, y no verá acción ante Rayo Vallecano en la jornada 22 de la Liga de España.

Luego de la salida del estratega mexicano Javier Aguirre, la situación para los aztecas en el equipo "maño" es complicada y Efraín Juárez sufrió las consecuencias, pues primero fue dado de baja federativa y luego se rescindió su contrato.

Barrera, quien permaneció en el equipo, fue tomado en cuenta por Jiménez pero sólo en dos de los últimos cuatro partidos, donde ingresó de cambio. Después de no llenarle la pupila al estratega quedó fuera de la convocatoria anunciada este sábado.

La novedad en la lista de 19 convocados para recibir en La Romareda al Rayo es David Mateos, recuperado de una lesión muscular luego de varias semanas fuera de las canchas.

El conjunto aragonés, sotanero de la clasificación general con apenas 12 puntos y en serios problemas de descenso, está obligado a la victoria y más como local, algo de lo que es consciente el director técnico.

"El equipo va a dejar la piel en el campo. En los últimos partidos hemos mejorado en juego, en competitividad y en aproximaciones al área contraria", dijo el timonel.

Luego del último entrenamiento previo al duelo ante Rayo, reconoció que pese a un posible triunfo les quedará mucho por hacer, pero que un revés sería un duro golpe en las aspiraciones de Zaragoza.

"Independientemente del resultado, ganando no habremos hecho nada porque son tres puntos y nos quedaría mucho por remar. Perder sería un gran golpe y Dios quiera que no ocurra. Si estamos los últimos, lo único que nos queda es tener honor".