Londres. El Arsenal goleó 7-1 al Blackburn Rovers dentro de las actividades de la jornada 24 de la Liga Premier, por lo que accedió momentáneamente al quinto sitio de la tabla general.

Los gunners no tuvieron piedad ante un rival que en ningún momento pudo mostrar una cara digna de competir, por lo que al ser local aprovechó las ocasiones de gol que se le presentaron para conseguir un marcador abultado.

La tarde del sábado fue perfecta para el conjunto londinense, que desde el comienzo del partido se fue con todas sus armas hacia al frente y como resultado, el primer gol del encuentro cayó a los dos minutos por conducto del holandés Robin Van Persie, quien de pierna zurda resolvió.

Dentro de la primera media hora de partido, el juego estuvo plagado de faltas por parte de ambos bandos y llegadas creadas por el Arsenal, sin embargo, llegó el sorpresivo gol del empate gracias a un remate de tiro libre ejecutado por el noruego Morten Gamst Pedersen a los 31 minutos.

El conjunto local reordenó sus líneas y se fue al ataque hasta encontrar el segundo gol mediante Van Persie, quien por asistencia del inglés Theo Walcott remató de derecha para vencer al arquero rival a los 38 minutos.

De inmediato llegó el tercer tanto del Arsenal, tan solo dos minutos después, obra del joven Alex Oxlade-Chamberlain, quien tomó un centro en las profundidades del área para marcar con la pierna derecha y dejar tendido al guardameta.

Para la segunda parte la tónica del encuentro no cambió, puesto que el conjunto de casa salió con la intención de incrementar el marcador, lo cual logró a los 51´ por medio del español Mikel Arteta, quien colocó el balón a ras de pasto para dejar sin oportunidad al portero.

Tres minutos después ya se había convertido el encuentro en una verdadera goliza para los rojos, quienes marcaron el quinto gol, de nueva cuenta se hizo notar Oxlade-Chamberlain, quien estaba colocado en el centro del área, por lo que recibió el balón para simplemente incrustarlo.

Llegó el tercer gol en la cuenta particular del holandés Van Persie, quien a los 62 minutos tomó un pase por parte del francés Francis Coquelin en la mitad del área grande para poner las cosas de 6-1.

El séptimo gol del partido cayó a los 93 minutos, en tiempo complementario, por parte de un viejo conocido de la afición del Arsenal, el galo Thierry Henry, jugador que aprovechó la deficiente marcación del Blackburn y tras un desvío defensivo, colocó el definitivo 7-1.

EISS