¿Qué representa para Senegal?

Es un ícono cultural para el país y el continente africano. Tiene una ilustre carrera como jugador tanto en la Premier League, la Liga francesa y en la Selección, responde Paul Nantulya, Investigador Asociado del Centro Africano de Estudios Estratégicos en Estados Unidos.

Boubakhar Sakho, arquitecto senegalés, cuenta que Cissé es una figura muy respetada en el país. No sólo para jugadores y entrenadores, también para los ciudadanos.

“Cuando se convirtió en entrenador de la Selección dio la impresión de que era lo que los jugadores necesitaban. Sabía lo que sufrían,lo que les enojaba. Los conoce a la perfección, más de lo que puede hacerlo un entrenador extranjero. Vivió lo que ellos están viviendo”, relata.

•••

Senegal avanza por primera vez a una Copa del mundo en Corea-Japón 2002 y en su partido de debut enfrentará a Francia. El partido no sólo es importante porque jugarán ante la campeona del mundo, sino porque Senegal fue colonia francesa hasta 1960.

Cissé es el capitán del equipo.

Senegal aprovecha la ausencia de Zinedine Zidane, quien no pudo jugar ese encuentro por una lesión. Al minuto 30, Papa Bouba Diop anota el primer gol de la historia de los senegaleses en los mundiales, que también les valdrá para conseguir su primer triunfo.

“El festejo fue una locura”, recuerda Sakho. “Niños y adultos salieron a las calles a festejar la victoria. Tocaron música, hubo licor y mucho baile. Fue la victoria más significativa de la Selección hasta entonces”.

Bruno Metsu, el entrenador, es el cerebro de la victoria. Dice que su estrategia para entrenar al representativo está ligada con el amor y la amistad con los jugadores. Para conformar el plantel los llamó y les prometió que iban a tener libertad dentro y fuera del campo.

Esa cercanía permitió que Metsu y Cissé forjaran su amistad.

Senegal consigue dos empates ante Dinamarca y Uruguay y avanzan a los octavos de final. Ahí derrotan en tiempo extra a Suecia y son eliminados en Turquía en la siguiente ronda. Su actuación fue la mejor de un equipo africano en el torneo y quedó empatada —con Camerún en Italia 90 y Ghana en Sudáfrica 2010— como la mejor de un equipo africano en una Copa del mundo.

Metsu abandona la dirección técnica y Senegal se pierde los siguientes tres mundiales.

 

•••

—¿Por qué todavía es difícil ver entrenadores de raza negra en las selecciones africanas?

Es el principal desafío que enfrenta el futbol africano a pesar del talento que existe en todo el continente en cuanto a futbolistas se refiere. El 97% de los entrenadores profesionales, incluso a nivel de Liga, son de Europa. Habla de un fracaso general en nutrir y desarrollar el talento a nivel local, responde Nantulya.

Cissé es la excepción.

Es el único entrenador africano en el Mundial de Rusia. También es el único de raza negra y es el que menos cobra de los 32 técnicos en el certamen (200,000 euros anuales, por 4 millones de Joachim Low, el mejor pagado). Cissé es el más joven con 42 años.

“No hay forma en que podamos agradecerle”, dijo Cheikhou Koutayé, seleccionado senegalés del West Ham, en mayo pasado. “Personalmente me vino a buscar para formar parte de la Selección. Lo mismo hizo con Sadio Mané. Él encuentra las formas exactas para motivarnos”.

Sakho cuenta que Cissé visitó a todos los jugadores de la Selección en sus respectivos clubes, tal y como lo hizo Metsu previo al Mundial del 2002. Para este arquitecto senegalés, el motivo por el que el representativo no había podido a calificar a los mundiales anteriores es porque los técnicos pasados no hacían estas visitas a los futbolistas.

“Tenemos estrellas en Europa, pero es difícil captarlas a todas. Por eso es importante que el entrenador viaje, los conozca y trate de que jueguen para nuestra Selección”, comenta.

Tan sólo en la Ligue 1, juegan 23 jugadores senegaleses. Esta nación es la tercera que más aporta jugadores en la Liga sólo por debajo de los franceses y brasileños. Mientras que en la Ligue 2 hay 20 y son la primera fuerza de extranjeros en ese certamen. En la Liga Premier militan ocho.

Del plantel que está en Rusia, sólo uno juega en Senegal.

•••

En julio del 2013, Cissé recibió la noticia. Lo habían ascendido a entrenador para el equipo Sub-23 de Senegal, su primer cargo como seleccionador. Era un récord para un entrenador senegalés, porque apenas tenía 37 años. Se convirtió en el técnico más joven de la historia del equipo.

Al tiempo, Metsu concedió una entrevista al diario L’Equipe, en la que anunció su retiro definitivo de la dirección técnica. ¿Sus motivos?

Le diagnosticaron cáncer terminal.

Metsu falleció en octubre de ese mismo año y Cissé reconoció que fue gracias a él que decidió convertirse en entrenador.

“Estoy seguro que Metsu nos está mirando desde el cielo”, dijo al terminar el partido ante Polonia.

Y es que si Cissé clasifica a octavos de final a Senegal, emulará la épica que hizo en el 2002 Metsu, el León Blanco, como le apodaban.

[email protected]