Javier Aguirre es el apagafuegos de la Liga de España. Con la experiencia de 10 temporadas en la Liga de las Estrellas, El Vasco busca con Espanyol su tercer salvamento. La motivación y el orden, la clave para obtener la permanencia de Osasuna, Zaragoza y ahora de Espanyol.

Desde su llegada con Osasuna en el 2002 hasta la Jornada 21 de la temporada 2009-2010 no vio interrumpida su labor en la dirección técnica.

Con 298 partidos dirigidos, Javier Aguirre alcanza 47.2% de efectividad dirigiendo a Osasuna, Atlético de Madrid, Zaragoza y Espanyol. Contabiliza 116 victorias, 74 empates y 108 derrotas.

La principal virtud que tiene es en el aspecto personal, es un técnico muy motivador, conoce y es consciente de los jugadores con los que dispone , aseguró a El Economista Rogelio Román, jefe de la sección de futbol de Espanyol en el diario español Mundo Deportivo.

Además, el periodista destacó la honestidad que Aguirre manifestó desde su llegada al club.

Es un entrenador claro, no ha venido a mentir, dijo que lo importante era sumar no importa cómo y lo está demostrando , mencionó Román.

Desde la llegada de Javier a Barcelona ha sumado nueve puntos en seis partidos, la misma cantidad de unidades que logró su antecesor, Mauricio Pochettino en 13 juegos.

La última temporada de Aguirre en Osasuna ha sido la más prolífica en puntos y efectividad. Con 21 victorias en la temporada 2005-2006, el equipo navarro llegó hasta la cuarta posición del campeonato y optó para jugar la fase de clasificación para Champions League al sumar 68 puntos para 59.6% de efectividad.

Es el director ideal para la situación que vive Espanyol. En la parte táctica forma un equipo que se defiende muy bien para aprovechar los contragolpes , afirmó Román; inclusive, el periodista destaca el nuevo esquema con Aguirre en comparación con su antecesor.

Durante cuatro años Sergio García jugó por la banda, él (Aguirre) lo ha colocado como centro delantero; tiene muy claro que la juventud va a ser una propuesta para cuando las cosas estén más calmadas, dando preponderancia a los más veteranos , agregó.

Al mando de El Vasco, sus equipos no han terminado más allá de la posición 15, y, con 50% de puntos del total disputados, la continuidad del técnico con Espanyol no está asegurada. Consciente de la situación, asegurar la categoría será la clave para seguir acrecentando su estatus de apagafuegos en España.

[email protected]