Monterrey.- Alrededor de 8,000 aficionados sorprendieron a los jugadores del Monterrey al invadir la cancha del estadio Tecnológico en busca de estar cerca de ellos, y aunque todo se salió de control por algunos minutos no hubo mayores consecuencias.

El plantel realizó su práctica en el inmueble y permitieron el acceso a los seguidores para que desde la tribuna la presenciaran, luego que hoy fue día de asueto.

Todo transcurrió con normalidad, pero cuando los futbolistas se acercaron a las tribunas para dar algunos obsequios, la gente comenzó a brincarse al terreno de juego en busca de una fotografía o autógrafo.

El delantero chileno Humberto Suazo inmediatamente fue rodeado por decenas de aficionados, mientras otros se esparcieron por el césped y unos literalmente se subieron a las porterías; otros, incluso, quedaron sentados en los travesaños.

Después de ello, los jugadores se refugiaron en el vestidor y se quedaron ahí hasta que la gente abandonó la cancha del Tecnológico y el estacionamiento donde los futbolistas dejan sus automóviles, ya que también lo invadieron.

Finalmente hubo saldo blanco tras el suceso y después de que llegó la policía todo volvió a la normalidad, por lo cual los futbolistas pudieron retirarse sin contratiempo alguno.

BVC