Zapopan. Luego de no haber llegado a un acuerdo con la designación del nuevo técnico, la directiva de Estudiantes Tecos decidió dejar de manera interna a Gilberto Adame, quien dirigió la práctica del día.

Adame declaró que aceptó el reto de dirigir al conjunto estudiantil mientras la directiva decide quién es la persona ideal para hacerse cargo del equipo por lo que resta de la temporada, en sustitución de José Luis Salgado, y salvarlo del descenso.

Tengo que admitir que me sorprendió el que José Luis Salgado haya tomado la decisión de renunciar, obviamente está en todo su derecho y a través de la directiva, por medio de Carlos Briones, se me pide que me haga cargo del equipo en lo que llega un técnico, entonces asumí la responsabilidad, no sé qué ocurra ya mañana , aseguró.

El ex auxiliar técnico de Salgado indicó que es importante recuperar al equipo en el aspecto mental, pues los jugadores han estado distraídos en cuestiones extra cancha que los han mermado, como fue el caso de la posible mudanza a Acapulco y su posible venta.

Además, Adame consideró que con los nuevos accionistas, encabezados por Francisco Ibarra, se tocaron algunos puntos muy delicados que distrajeron tanto al equipo como al cuerpo técnico y eso pudo haber influido.

Pensamos recuperar al equipo en la parte mental; se encuentra muy afectado, no por los resultados, todas esas situaciones que ha venido arrastrando a lo largo del torneo anterior, una buena parte con la venta y no venta , afirmó el técnico interino.

Algo que destaca el estratega provisional de Tecos es el hecho de que Atlas, su rival directo en la pelea por el no descenso, tampoco ha sumado de a tres y solamente hay un partido de distancia entra ambos en el fondo de la porcentual.

Cuestionado sobre las razones por las que Salgado decidió hacerse a un lado de la dirección técnica del equipo, Adame reveló que fue por el hecho de que los nuevos accionistas ya hablaban de buscarle un sucesor.

No sé si fue el motivo de fondo, pero eso está a todas luces, es una situación que no es cómoda para nadie, estar dirigiendo y que te digan que va a venir otra gente, eso te termina de mover un poco , consideró.