El de ayer fue un día especial para algunas de las Selecciones Nacionales. Por un momento se olvidaron los fracasos, los escándalos, los sabores amargos y se dio paso a los elogios, a aplaudir los éxitos, a las ilusiones y hasta para esquivar la presión.

Y es que los Tricolores Sub-17, el Femenil y el de Playa asistieron a la residencia oficial de los Pinos para ser abanderados por Felipe Calderón, presidente de México, que en compañía de Bernardo de la Garza, director general de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, mimó a los deportistas que estarán representando a nuestro país en la Copa del Mundo Sub 17, el Mundial Femenil de Alemania, y en el mismo torneo pero de playa, a realizarse en Italia.

Es un gran gusto y honor abanderar a tres selecciones exitosas que representan orgullosamente a México, aquí en México (Mundial Sub 17), en Alemania y en Italia , dijo el presidente a las tres delegaciones a las que abanderó y encargó representar de buena forma al país.

Mientras el primer mandatario aplaudió la calificación de estas tres Selecciones, Bernardo de la Garza se encargó de engrandecer el papel de nuestro futbol en la actualidad. El futbol mexicano vive un gran momento, a pesar de que muchos se empeñan en demostrar lo contrario, al clasificar a las tres competencias en tres categorías distintas. Sólo Nueva Zelanda, Brasil y México pueden presumir de ello .

Si bien los tres equipos fueron bien recibidos, fueron los juveniles de la Sub 17 los que recibieron más palabras del presidente. No se preocupen ni se presionen por el tema de la Sub 17 del 2005 que ganó el Mundial. Sean ustedes mismos, no se angustien ni permitan que la presión social les haga bajar su rendimiento , expresó Calderón.