La Liga Mexicana de Beisbol (LMB) disputará la próxima fase regular con 16 franquicias y no con 12 como se anunció en el mes de noviembre.

Lo anterior fue posible por el siguiente contexto:

—Bravos de León ahora tiene como accionista mayoritario a Grupo Multimedios, que aseguró su estabilidad económica.

—Pericos de Puebla fue adquirido por José Miguel Bejos, director general de Grupo Prodi.

—Algodoneros de Unión Laguna regresa al circuito con los mismos dueños: Erik y Juan José Arellano Hernández.

—Rieleros de Aguascalientes concretó el apoyo gubernamental para el estadio.

Cuando se anunció la baja de Bravos de León se evalúo de forma interna añadir a inversionistas. El gobernador del estado Diego Sinhué Rodríguez a petición del presidente Andrés Manuel López Obrador estuvo involucrado (en parte) en la gestión para que la novena continuara la siguiente temporada.

“Me ha respaldado, no en cuestión económica, simple y sencillamente, pone el panorama un poco más claro. Para la liga es un mensaje claro de que hay un respaldo”, mencionó Mauricio Martínez, presidente de los Bravos.

Además, “el gobierno local y estatal no destinará recursos para el equipo ni la deuda que tiene, ya que para eso cuentan con el nuevo socio y tomará el control en ese sentido”.

Grupo Multimedios informó que al ser aprobados como socios mayoritarios se asegura la estabilidad financiera de Bravos. A la compañía le pertenecerá más de 51% de las acciones y del resto es de Arturo Blanco y Mauricio Martínez. La empresa también es accionista mayoritaria de Sultanes.

En la pasada asamblea, la liga le solicitó al equipo la ampliación del aforo del estadio, y fue solucionado con la colocación de gradas provisionales.

En el caso de los Rieleros de Aguascalientes, Eustacio Álvarez, presidente de la organización indicó que el sábado pasado platicó con el gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval, y expresó que no contaban con las instalaciones adecuadas y se planteó construir un nuevo estadio.

“Vamos a jugar la campaña 2019 y, además, no vamos a parar con el proyecto de diseñar el nuevo estadio. Cuando se termine el torneo se iniciarán los trabajos de construcción”, explicó el directivo. En caso de que no se termine a tiempo, se realizaría en dos etapas.

La LMB también informó que se continuará jugando con siete extranjeros y que la temporada 2019 iniciará el 4 de abril, con el duelo entre Sultanes y Leones de Yucatán, en el Estadio de Beisbol Monterrey. Al día siguiente, se disputarán el resto de los partidos inaugurales.