El atractivo de nuestro mercado se refleja en la cantidad de nuevos modelos que están llegando a pesar de la pandemia por el Covid-19. Uno de ellos es el Lincoln Aviator Plug-in Hybrid, del que se anunció su llegada a finales de julio pasado y del que se comercializará un pequeño número de unidades.

Marca territorio

Lincoln Aviator Grand Touring tiene elementos exclusivos comparada con la version Reserve, que solo es propulsada por un motor de combustión. Entre ellos están los rines de 21 pulgadas, insertos en color azul para los anagramas exteriores, las cuatro salidas de escape así como un acabado satinado para la parrilla al que se suma un diseño especial. Un elemento de sofisticación está en el sistema de iluminación en el que además de las luces diurnas y los faros de iluminación adaptativa, tanto el logo de la parrilla como una insignia proveniente de los espejos laterales se iluminan cuando el vehículo detecta el control de acceso a la distancia.

Conducción

La asociación que tienen el motor V6 Twin Turbo con el eléctrico es armoniosa y encaminada a la eficiencia, aunque simpre hay lugar al dinamismo. El conjunto la potencia es de 494 caballos de potencia y un par de 630 lb-pie; el generador eléctrico contribuye con 100 caballos de potencia gracias a que es alimentado por una batería con una capacidad de 13.6 kWh.

La principal característica de la conducción es el andar silecioso de este modelo que supera las 2.5 toneladas. Elementos como la suspensión y dirección adaptativas, así como los cristales acústicos laminados hacen que la experiencia a bordo sea muy placentera.

Para gestionar de mejor forma la entrega de potencia cuenta con los modos de conducción Normal, Emoción, Moderado, Resbaladizo, Condiciones extremas, VE Puro y Conservar VE. La modalidad Emoción muestra en su totalidad sus capacidades dinámicas y gran aceleración mientras que en Conservar VE la electrónica reserva la demanda eléctrica para que sea usada

en condiciones seleccionadas por el conductor como en un estacionamiento, en una zona residencial o en marcha constante pues la operación en modo eléctrico puede llegar a 130 km/h.

La batería puede recargarse en cuatro horas a su capacidad máxima si se accede a una red de 240V; en una de 120V, que es la más común, el tiempo crece a 8 horas.

Entre los aspectos a destacar de este modelo es la adaptación al tacto del pedal del freno pues por su tipo regenerativo, la sensación es algo pastosa y demanda una pisada más enérgica. La operación de la transmisión por botones independientes en la consola central es una más.

Conclusión

Lincoln Aviator Grand Touring deja claro que una oferta de movilidad y consumo eficiente no tiene que ser pequeña o austera. Su capacidad para ocho pasajeros, un nivel de equipamiento muy alto y la serie de asistencias a la conducción que dispone, son un claro ejemplo de que una mecánica híbrida se puede emplear en el segmento Premium y ganar terreno en eficiencia.