El aderezo humorístico de la conferencia Writing and Hope ( Escritura y esperanza ) de Margaret Atwood en la San Miguel Writers’ Conference fueron sus recuerdos de las preguntas estúpidas que los reporteros le han hecho en momentos clave de su vida y su obra.

Sobre la publicación de The Edible Woman le preguntaron que si acaso hacía las labores del hogar. Respuesta: mira bajo el sofá . Que si les gustaba a los hombres. Tendrías que preguntarles a ellos .

Que si odiaba a los hombres. ¿A cuáles? . Que si se arreglaba el cabello (que la noche de la conferencia llevaba tan alborotado como siempre). Si lo hiciera, ¿haría esto?

Todo muy divertido si uno es parte de la audiencia, pero cuando uno es un reportero que se dispone a entrevistar a la ganadora de cerca de 70 premios literarios, entre ellos el Booker, al que ha sido nominada en cinco ocasiones, más que uno tiene nervios y cualquier pregunta parece un poco estúpida.

Las que le hice tal vez sean estúpidas, pero al menos parecieron interesarle y ofreció respuestas más largas y elaboradas.

En la conferencia, usted comentó sobre todos estos temas importantes, sociales, medioambientales, para los cuales la escritura nos ofrece esperanza, pero ¿qué es lo que la mueve a usted a escribir?, la preocupación por esos temas o elementos literarios como los personajes o la trama.

Empecé sólo con la escritura, pero conforme una crece, con los años te vas dando cuenta de lo que sucede. Pero de cualquier manera, tus personajes viven en un mundo, como escritor decides qué tanto del mundo dejas pasar por la puerta. Antes era fácil aislar a los personajes. Pero ahora todo mundo sabe mucho. Ya casi no existen las comunidades aisladas.

En algunos países en desarrollo incluso se brincaron pasos, no tenían luz ni teléfono, porque eso requería de mucha infraestructura, y de pronto tienen teléfonos celulares y con ellos la posibilidad de Internet.

En ese sentido, hice hace poco una declaración que fue malentendida, dije que Internet promueve la alfabetización, pero es cierto, necesitas leer para entender los mensajes y para buscar información en la red y hay muchos que aprenden a leer por su cuenta, sin ir a la escuela o tomar clases, están absorbiendo lo que necesitan.

¿DIRÍA QUE AHORA LAS PREOCUPACIONES SE HAN CONVERTIDO EN SU GUÍA?

No. Sigo siendo más una escritora, pero creo que en realidad esas cosas no se pueden separar. Escribo ficción, no periodismo, no tengo que atenerme a lo real, la economía, las inundaciones o los asesinatos de los periodistas, que, créeme, no suceden sólo en México, sino por todos lados y esto ha pasado siempre, ustedes están pasando por un mal momento, pero siempre hay un país que lo pasa… Claro que ahora, también con el Internet, pueden matar a uno aquí o a otro allá, pero no pueden impedir que la historia circule de todas formas. Pero volviendo a la pregunta, el hecho es que como escritor no puedes ignorar todo lo que está pasando y ahora menos que antes.

Su último libro, The Year of the Flood (El año del diluvio), es de ciencia ficción, un género que ha sido un tanto menospreciado…

Ahora la ciencia ficción no es cosa de marcianos, está en este planeta, en las cosas que estamos haciendo, algunas tal vez no se concretan... todavía.

Por ejemplo, un personaje en The year… dice que no debes usar celulares o computadoras, porque si tú los puedes ver a ellos, ellos te pueden ver a ti .

Y eso pasa ahora, no es ciencia ficción, no es 1984. Hace poco agarraron a un grupo en China que te podía ver a través de la cámara de tu propia computadora.

También descubrieron a otro en India que hackeó al Ejército, entonces no sólo sabían lo que ellos sabían, sino que conocían la información de todos aquellos con los que el Ejército indio estaba en contacto.

Y sobre el menosprecio, considero a la ciencia ficción un género mayor. En una lista de las novelas más importantes del siglo XX tienes que incluir al menos 1984 y Un mundo feliz.

Así que el realismo estricto no puede ser el único género importante. Porque vivimos mucho fuera de la realidad, en nuestra imaginación, en nuestros sueños, en nuestra intuición […]. Yo pongo a la ciencia ficción por encima de los otros géneros.

Y tengo un libro al respecto, se llama In other worlds (octubre del 2011) que, si te interesa, deberías bajar en e-book, porque ahí tiene imágenes que la versión impresa no tiene. Es sobre mi relación con el tema, porque en los años 40 creíamos que nos iríamos a vivir a otros planetas y había cómics al respecto muy fantasiosos, pero siempre encontré aburridos los cómics realistas.

¿QUÉ ESTÁ ESCRIBIENDO AHORA?

Estoy haciendo el tercero de esta serie (de ciencia ficción), se llama Maddaddam, el primero es … Oryx & Carke, el nuevo es sobre un grupo en línea que es como la biorresistencia, no son bioterroristas, no tratan de matar a la gente.

Margaret me da un par de ejemplos de las acciones e inventos que tiene esta biorresistencia, pero me pide no divulgarlos; ella tiene idea de más o menos qué hay que hacer para llevarlos a cabo… Sabe que más le vale apurarse para que no se hagan realidad antes de la publicación del libro.

LA VIOLENCIA NO SILENCIARÁ A LOS ESCRITORES MEXICANOS

Para Margaret Atwood, las palabras escribir y esperanza están indisolublemente unidas.

Por un lado, explicó en la San Miguel Writers’ Conference, por la gran necesidad que tiene el escritor de tener mantener la esperanza cuando empieza una novela: Esperas, bueno, terminarla, esperas encontrar quién la publique, esperas hallar un editor, esperas que efectivamente se publique, esperas que la gente la compre, esperas que la lea, esperas que el entienda y por último esperas que le guste .

De entre sus más de 40 libros, Atwood, quien tiene una rica veta cómica, amenizó su charla en el encuentro de escritores que se está llevando a cabo en San Miguel de Allende con la historia de la creación de tres de ellos, tres distopías en las que, a pesar del pesimismo normal del género, deja un lugar abierto a la esperanza. Incluso en 1984 George Orwell termina con un panorama de esperanza .

Para la ganadora del prestigioso premio Booker (al que además ha estado nominada en cinco ocasiones), la labor del escritor es también indisociable de la defensa de los derechos humanos. Y fue ahí donde se dirigió concretamente a los mexicanos y en particular a los periodistas.

Recordó la protesta que hiciera hace unas semanas la asociación PEN International para protestar por los asesinatos de los periodistas que cubren las atrocidades de los cárteles de la droga y su asociación con autoridades corruptas .

Esta forma extrema de la censura debe desaparecer. México no se lo merece .

Y hay esperanza, dijo: A pesar de todo los escritores mexicanos no han sido silenciados , agregó al tiempo que aclaraba que incluso en las peores circunstancias y aun cuando tengan que hacerlo en secreto, los escritores siguen.

Para ella no hay duda: Conservamos la esperanza de que los escritores encuentren un camino: La esperanza .

mlino@eleconomista.com.mx