Colosales toros de luz volvieron a rasgar la noche entre detonaciones de fuegos artificiales en Tultepec, reavivando la tradicional fiesta de este pueblo especializado en la pirotecnia que intenta reponerse del trauma tras la mortífera explosión en diciembre.