En medio de un estudio donde hay monociclos, bancos, tapetes, escenografías, narices de payaso, maquillaje y carteles, hay un triciclo rojo que también da nombre a una compañía de danza y clown muy especial, que además este año cumple 10 años de haberse formado.

Emiliano Cárdenas y Pilar Campo, integrantes de Triciclo Rojo, definen su propuesta como una combinación de varios lenguajes que da una fusión más rica y con mayores oportunidades. Esta fusión les ha permitido viajar a festivales de danza, teatro, música e incluso cine.

Esta idea de mezclar fue muy natural y no como obligación de querer estar en una corriente; lo que queremos es provocar en escena, pensando desde lo integral que es el clown, que puede hacer prácticamente todo , comenta Emiliano Cárdenas, fundador, director y bailarín de esta compañía, y agrega que la propuesta del clown de Triciclo Rojo está abierta para todo aquel que tenga la capacidad de imaginar y conectarse con sus emociones.

Para Pilar Campo, productora artística, Triciclo Rojo es un encuentro afortunado y poético que reúne el mundo de la danza y el clown; un proyecto basado en la patafísica, que es el universo de diferentes posibilidades que da la vida lejos de lo que es comprobable, las diferentes soluciones que te da la vida .

Previo a la presentación de Vagabundo, ¿a dónde te llevará el viento?, este sábado 9 de abril en el Palacio de Bellas Artes, con motivo de su décimo aniversario, platicaron con El Economista sobre su visión artística, los retos que han enfrentado, cómo buscan trascender la idea de que no se puede vivir del arte, y menos del clown, pero sobre todo, hacia dónde quieren llegar como emprendedores culturales.

Payasos multidisciplinarios

Triciclo Rojo no sólo es un show de clown, también hay danza, teatro. Así surgió su propuesta:

El lenguaje que manejamos en la compañía nunca lo dirigimos hacia una sola disciplina; la integración siempre ha sido parte de nuestra historia y la combinación de lenguajes del teatro, danza, música, plásticas, te da muchas posibilidades , dijo el fundador de la compañía.

Sus propuestas escénicas nacen de manera curiosa: Siempre llegan primero los nombres o lugares de las obras y luego surgen las ideas, posteriormente los personajes. Siempre buscamos hablar de ideas graciosas, de situaciones o de emociones a partir de la imaginación. No hay un método para armar las obras.

Creemos que mientras más natural, libre y suelto sea el clown y sin pretensión de nada, más que encontrarse con uno mismo y poder ser torpe y frágil, revela mucho más que la pretensión de sólo hacer reír. La propuesta del clown puede ser incluso subir al escenario y no hacer nada y el público reacciona. El gran trabajo es conectar con el universo fantástico, que es justamente el universo poético del niño; la poética del niño es la poética de la vida .

A la pregunta sobre qué mensaje quieren llevar a los niños principal público de la propuesta de Triciclo Rojo Pilar Campo no dudó en decir: Los niños son responsables de la construcción de su propia imaginación, creatividad y libertad; ellos tienen la responsabilidad de hacia dónde caminar, crecer o quedarse quietos , por lo que con los temas que manejan en sus obras buscan conectar con sus sentimientos, apelar a sus emociones y a su imaginación.

A festivalear por el mundo

Son, por naturaleza, artistas nómadas: Tratamos de que al año, Triciclo Rojo se presente en un teatro grande de la Ciudad de México, pero nuestra gran apuesta son los festivales, la gira nacional e internacional. Desde hace cuatro años comenzamos con un proyecto de internacionalización que nos ha llevado a varios países, especialmente este año, con el objetivo de buscar nuevos espacios y seguir llevando este mensaje. Uno de estos proyectos es la caravana de Elefante Polar, con el cual llevamos teatro a comunidades lejanas donde no hay estas propuestas escénicas , detalló Emiliano.

Otro de sus proyectos es tener mayor presencia en los mercados del arte internacionales. De éstos nos gusta la red de contactos que logras y de ahí comenzar a crear proyectos; sin embargo, hay modelos que son mucho más afines a nosotros y son esos en los que pretendemos tener mayor presencia, esto a través de un proyecto artístico muy claro y creativo , dice Cárdenas.

Pilar explica que los mercados del arte son un proyecto a largo plazo, porque implica trabajar y hacer contactos, para que posteriormente comiencen a valorar su propuesta, aunque claro que no es una labor sencilla: primero es dar a conocer el nombre, luego ser reconocidos por nuestra propuesta y poco a poco fuimos creando un concepto. Pero creo, a nivel internacional estamos comenzando a tener buena presencia, que es la que teníamos hace 10 años en México; estamos tocando y abriendo puertas en las que demostramos que nuestra compañía es capaz de llenar un teatro y dar una buena función .

Son, además, emprendedores culturales, sin miedo al lado empresarial y administrativo de su quehacer: Hay compañías a las que no les gusta la gestión, pero nosotros somos atípicos. Hemos aprendido que haciendo esta parte, la compañía crece mucho más y se convierte en una empresa cultural con la visión de expandir el clown. Trabajamos con un equipo financiero, con asesores de marca y uso de la creatividad, desarrollo de procesos, etcétera, lo que nos da el doble o triple de trabajo, pero el resultado es mejor .

Su meta es más bien ambiciosa: Hemos visto que las compañías de danza o teatro mexicanas no tienen un trabajo multimedia o de video para promocionarse: entonces estamos grabando un documental para alcanzar mayor impacto y sacar a la luz el trabajo de la compañía a nivel mundial y reconocer lo que se está haciendo en un país , dijo Pilar Campo.

Por su parte, Emiliano tiene el sueño, y lo comparte con la compañía, de crear un centro internacional de las artes escénicas, una especie de laboratorio, para promover a jóvenes artistas nacionales e internacionales, pero también que impulse la creatividad artística de los niños de México.

No sé hasta dónde lleguemos, pero seguiremos comprometidos con el crear para niños, pues la creatividad es mucho más poderosa , finalizó el payaso clown.

[email protected]