Galería: Más de 350 presos murieron atrapados, la mayoría en sus celdas, tras registrarse un fuerte incendio que se propagó en una prisión de Comayagua. La cárcel alojaba a más de 800 prisioneros, casi el doble de su capacidad, donde muchos de los reos purgaban penas relacionadas con el crimen organizado.