El baño de Frida Kahlo estuvo cerrado por órdenes de Diego tras la muerte de su esposa en 1954, pero tras respetar su deseo, 50 años después se abrieron y han dado material para diferentes proyectos artísticos.

La exposición El baño de Frida Kahlo se compone por 25 imágenes captadas por Graciela Iturbide, quien encontró diferentes objetos como un corsé, un vestido, prótesis, muletas, carteles y hasta sangre.

Para mí fue fuerte. Fotografié estos objetos desde el punto de vista del sufrimiento de Frida, ya que está su prótesis, corsés, su bata que tiene pintura pero también un poco de sangre. Sólo tengo admiración por esta mujer que aún sufriendo, pintaba , contó Iturbide.

La muestra se compone de 21 fotografías en blanco y negro y cuatro más en color, que muestran distintas partes del diminuto espacio y que la fotógrafa movió varios de los objetos en una reinterpretación del espacio.

Para hacer más interesante la exposición, el artista sonoro Manuel Rocha creó una instalación sonora que recrea el ambiente del baño a través del ruido de los cajones, el flujo del agua y otros sonidos característicos.

[email protected]