La casa de subastas Sotherby’s informó que la única copia de la célebre pintura El Grito de Edvard Munch alcanzó en subasta el precio récord de 119.9 millones de dólares.

Sotherby’s estimaba un precio de 80 millones de dólares.

El Grito" de Munch (1863-1944), una de las pinturas más famosas del mundo, encabezó las ventas de arte moderno e impresionista que organiza Sotheby's.

La obra es propiedad del empresario noruego Petter Olsen, cuyo padre Thomas fue amigo, vecino y mecenas de Munch.

La pintura subastada data de 1895 y es "una de las cuatro versiones de la obra y la única versión aún en manos privadas", indicó Sotheby's, que estimó su valor en más de 80 millones de dólares.

La obra, cuyas cuatro versiones fueron pintadas entre 1893 y 1910, muestra a una figura tomándose la cabeza en un momento de angustia y desesperación existencial delante de un paisaje de colores vívidos en un fiordo cerca de Oslo.

La pintura fue exhibida en Londres por primera vez en su historia a partir del 13 de abril, y en Nueva York, en forma previa a su subasta, desde el 27 de abril.

SUBASTAN OBRAS DE CÉZANNE Y MATTISE

Las ventas de arte de la temporada de primavera arrancaron el martes con buen pie para Christie's, con obras de Cézanne y Matisse vendidas cada una por 19 millones de dólares en una campaña de la casa de subastas de arte moderno e impresionista por valor de 117 millones de dólares.

La venta del martes, relativamente pequeña en comparación con las típicas ventas de los últimos años, logró fácilmente alcanzar su precio de salida estimado de 90 a 130 millones de dólares, y solo se quedaron sin vender tres de los 31 lotes ofrecidos.

"Estamos muy emocionados. Fue una gran venta, la mayor para una subasta impresionista desde 2006", dijo Brooke Lampley, jefa de arte moderno e impresionista de Christie's en Nueva York.

El resultado, añadió Lampley, "fue mucho más allá de lo esperado" después del esfuerzo de Christie's de adaptar la venta a las realidades del mercado de arte actual, que se ha recuperado después de una fuerte caída en los primeros momentos de la crisis financiera.

"Es una situación extraordinaria (...) El mercado del arte no está relacionado con otros mercados. Vemos a mucha más gente optando por invertir su dinero en arte", sostuvo.

"Jugadores de cartas" de Cezanne, una acuarela recientemente redescubierta, y la vibrante composición floral de Matisse "Les Pivoines" fueron los dos lotes vendidos más importantes, cada uno de ellos por 19,1 millones de dólares incluidas comisiones.

El Matisse casi duplicó su precio estimado, mientras que el Cezanne quedó cerca del tope del precio previsto de entre 15 y 20 millones de dólares. Las estimaciones no incluyen comisiones.

apr