El escritor Paco Ignacio Taibo II se presentó la mañana de este lunes en la sede del Fondo de Cultura Económica (FCE), en el camino al Ajusco para, dijo, “asumir la transición en términos de gerente editorial encargado de despacho del Fondo de Cultura Económica”. Fue breve en sus declaraciones y de inmediato subió a los elevadores del edificio central de la editorial del Estado para cumplir con el protocolo de entrega-recepción.

Antes, se le cuestionó si se trataba solamente de un protocolo simbólico, pero el también ensayista corrigió el cuestionamiento: dijo que acudía para “tomar el control del aparato” y anunció que convocará a una conferencia de prensa en “cuatro o cinco días para dar un primer análisis de lo que hay y, sobre todo, de lo que proponemos”, señaló.

El acto, según anunció el representante del Departamento de Comunicación Social, se llevó a cabo a puerta cerrada y no estuvo presente el exdirector del FCE, José Carreño Carlón, quien renunció al cargo el pasado 30 de noviembre y sobre quien Taibo II evitó dar referencia cuando fue cuestionado sobre si había tenido contacto durante los días previos a la transición.

Más tarde, después del mediodía, el escritor bajó acompañado por asistentes personales y administrativos de la editorial para continuar con el reconocimiento del personal y de las instalaciones. Visitó la Biblioteca Gonzalo Robles y la Unidad de Seminarios Jesús Silva Herzog; se detuvo en cada oficina para saludar de mano y hablar con el personal, incluyendo con los chefs del complejo. Se asomó a los salones donde se llevan a cabo los comités de la editorial y caminó por los pasillos de la Coordinación de Vinculación Internacional, donde preguntó por los costos de adquisición de libros desde el extranjero.

Finalmente concluyó su recorrido y tomó un descanso en una mesa exterior, frente a una placa dedicada a Arnoldo Orfila Reyna, quien fuera director del Fondo entre 1948 y 1965.

“Hay mucho qué hacer. De hecho estamos trabajando sin que se sepa muy bien. Hay algunas ideas básicas, pero queremos hacer una propuesta más clara. Para el diagnóstico del Fondo me va tomar más tiempo. Tengo ya algunas ideas pero necesito muchas más: corroborar cosas, (hacer) muchas preguntas extrañas, como la de cuánto te cuesta traer un libro de Argentina. Pero ése es un detalle en once mil”, reflexionó antes de partir y acordar reencontrarse con el personal por la mañana de este martes.

Senado, ventanilla de trámites

Por su parte, en declaraciones para El Economista, la senadora Verónica Delgadillo García, de Movimiento Ciudadano, dijo que no existe hostilidad alguna en contra la persona del escritor pero expresó desacuerdo con su designación como gerente editorial encargado de despacho del FCE.

“Considero lamentable el hecho de nombrarlo en ese puesto tan importante para la cultura en nuestro país, muy lamentable porque le dan un trato de segunda al Poder Legislativo. Parece que no les importa lo que nosotros opinamos en un espacio donde todos los mexicanos estamos representados, donde se tienen que llevar los debates más importantes de nuestro país. Que hoy le den el lugar de ventanilla de trámites al Senado de la República en sumamente irresponsable”, expresó.

Agregó que “no estamos en contra de reformar la ley para que mexicanos que han nacido en el extranjero puedan ocupar este tipo de espacios, porque es una ley que de alguna forma puede ser discriminatoria. En lo que no estamos de acuerdo es que se está legislando ‘a modo’ para personas en específico. El Poder Legislativo no tiene que legislar para una persona, tiene que legislar para la nación. Veo un gran error sobre cómo el nuevo gobierno ha abordado el tema”.

Taibo, un hombre honesto: Monreal

En contraparte, Ricardo Monreal, coordinador de la facción de Morena en el Senado, opinó, previo a la votación de este martes para reformar la Ley Federal de Entidades Paraestatales, que impide al escritor asumir el cargo como director de la editorial, que nadie puede ser estigmatizado por una frase. Dijo que “aunque pueda ser desafortunada, me quedo con lo afortunado de su aportación académica y a la lucha social y política. No ha robado ni es corrupto ni es traidor. Es un nombre honesto, recto congruente”.

Reconoció que es un divulgador excelente y que el incidente de la semana pasada “es una expresión que se inscribe en un pasaje desafortunado de su vida”.

Retos de Paco Ignacio Taibo II

El FCE debe renovarse y vender más

Los principales retos que deberá enfrentar el nuevo director del Fondo de Cultura Económica (FCE), independientemente de quien se trate, será la actualización del catálogo, con nuevos y mejores títulos y promoción en México y en el extranjero, dice Sergio Mota Marín, quien se desempeñó como director de Asuntos Internacionales de la editorial mexicana hasta el 2000.

Exembajador de México en Dinamarca y conocedor del tema editorial en el ámbito internacional, Sergio Mota detalla que los títulos del Fondo no se promueven y por lo tanto no se venden. “Nomás sacan la edición con tiraje pequeño para tomarse la foto en la presentación y para el cóctel, pero luego no se promueven”.

Calcula que el FCE tiene como 5 millones de libros almacenados, que debieran estar en las bibliotecas públicas y no en las bodegas. Recuerda que hubo títulos del FCE que fueron grandes éxitos y no han sido reeditados como el libro El horror económico, en el que  Viviane Forrester hace una crítica feroz al capitalismo, un auténtico bestseller que vendió 260,000 ejemplares, o como Marginalidad y Exclusión Social, que reúne la polémica que tuvo José Nun con el expresidente brasileño Fernando Henrique Cardoso, o las obras del filósofo de la globalización Zygmunt Bauman, todas ellas ya no figuran en el catálogo del FCE o deben estar embodegadas, dice.

Mota Marín añade que el FCE tiene que rescatar las colecciones que le han dado identidad por años y seguir impulsando su presencia en el extranjero. “No sólo se trata de promover la imagen de México en el mundo sino de contribuir a la difusión del español. Las sucursales en el extranjero son como embajadas culturales y deben de mantenerse”.

Aunque lamentó que Margo Glantz haya declinado dirigir el FCE, desea éxito a Paco Ignacio Taibo II y está dispuesto a ofrecer con gusto su opinión, “si me la piden”. Sobre sus expectativas, Sergio Mota sólo responde: “Que se ponga las pilas”.

Actualmente el Fondo de Cultura Económica tiene centros culturales en Argentina, Colombia, Chile, Perú, Guatemala, Estados Unidos, España y Ecuador. (Con información de J. Francisco de Anda Corral)

[email protected]