Las nuevas inversiones siguen ocupando la mayor parte en las inversiones extranjeras directas (IED).