Artistas, productores, gestores culturales, intérpretes, artesanos, organización de pueblos originarios y 37 organizaciones sindicales de la Coordinadora Nacional de Sindicatos Universitarios, de Educación Superior, Investigación y Cultura, así como la Asamblea por las Culturas de la Ciudad de México, el movimiento #NoVivimosdelAplauso y MOCCAM convocaron a las autoridades del sector cultural a una reunión virtual el día martes 21 de abril, a las 9 de la mañana.

Luego de las múltiples inconformidades en el sector y de considerar una ofensa los dichos públicos de Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, los artistas señalaron que se está haciendo uso de un discurso “para atacar a la comunidad artística y justificar todas las sandeces que están haciendo; eso es manipular a la población y no se vale, porque si alguien está respondiendo en esta emergencia sanitaria, es la comunidad artística, siempre lo ha hecho históricamente, siempre que hay una tragedia en este país los artistas son los primeros en salir al quite y de manera gratuita y sin esperar que nadie los convoque.

Le quieren echar la culpa de la crisis cultural al Salinato cuando la crisis la tienen ellos aquí y ahora, no están escuchando”, expresó Polo Castellanos, quien se desempeña como muralista comunitario.

Los creadores exigen, con más de 1,500 firmas, que “la Secretaría de Cultura gestione recursos provenientes del fondo de emergencia para apoyar de manera urgente, expedita y simplificada a por lo menos 100,000 creadores con 15,000 pesos iniciales por persona, como parte del programa nacional de apoyos económicos a los diversos sectores sociales del país”, se lee en su comunicado.

“Éste es un tema de salud, pero de hambre también. Nosotros mismos estamos recolectando despensas, consiguiendo recursos para apoyar a los artistas que están prácticamente en situación de calle”, dijo en entrevista con El Economista Polo Castellanos, de la Asamblea por las Culturas de la Ciudad de México. Luego de expresar que el actual programa de apoyo a los artistas Contigo en la Distancia es discriminatorio en sus lineamientos. “Hay tantos candados que prácticamente nadie puede aplicar”, denunció Castellanos.

[email protected]