El poder y las ganas de incidir en la sociedad, no tiene que ver con la edad, ni con el paso del tiempo, ni un lugar específico, eso lo deja claro Davit Nava quien hoy presenta la exposición Mariposas de ciudad: aleteo multicolor. Nacido en Cuernavaca, Morelos, desde los 12 años él se interesó por que la gente se enterara de la problemática ambiental: “mi tiempo libre en la secundaria y la prepa lo usaba en hacer cosas para que mis compañeros supieran que las tortugas estaban en peligro de extinción”, cuenta el joven artista en entrevista.

“Una amiga y yo hacíamos de todo para llevar fondos a un campamento tortuguero en Guerrero y al final, desde kínder hasta prepa sabían de nuestra labor”, el relata que hicieron un festival de tortugas logrando que todos pudieran interiorizar la problemática que tienen las tortugas marinas debido a la intervención humana. Sembraron una pequeña semilla, donde incluso gente de la localidad tomó acciones más concretas como no consumir los huevos, no usar nada derivado de ellas y compartir lo que aprendieron con la gente.   Desde ahí, Davit sabía que estaba destinado a hacer cosas al respecto. Posteriormente el joven entusiasta tenía que decidir una carrera “la habilidad para el arte viene de familia, yo al crecer estaba entre estudiar arte o biología y al final decidí ciencias ambientales, que para mí era algo de ambos mundos”.

“Cuando acabé la carrera entendí que muchas veces los informes científicos y la ciencia no llega a las personas de a pie, se queda en informes que se envían a la ONU o a los gobiernos, pero la gente no sabe, vive sus vidas, pero sin entender qué nos rodea y con quiénes compartimos esta tierra”.

Otra vez su propósito en la vida se reafirmaba, pero con mayor fuerza. “Nuevamente supe que mi tiempo, mis manos y conocimiento, los quería enfocar para que la gente que no cuenta con el conocimiento se enterara de tantas cosas”.

¿Cómo llega la oportunidad de exponer?

Davit asegura que las artes visuales son una gran herramienta, porque llaman la atención, gustan y llegan a todo tipo de espacios, como el metro o un parque. Eso por un lado, pero a la par, a pesar de considerarse un interesado por las aves, en un momento de su vida llegó a sus manos un folleto sobre las aves de ciudad; él quedó sorprendido, al observar que en el catálogo de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) se podían ver pájaros azules, rojos naranjas, todos viviendo en la ciudad. “ese catálogo para mí fue como un punto de inflexión de decir ´quiero que la gente sepa esto que a mí me impactó y estoy seguro que a la gente le va a impactar´, me acerqué a la Conabio, pues inspirado por esto, me dediqué a hacer mis colecciones, ahora quería que la gente conociera este trabajo”.

Así, arte y ciencia se entrelazaron a través de la técnica y la pasión para conservar a la naturaleza.

Hoy esta exposición presenta 78 mariposas de cartón en 28 metros de la estación Coyoacán del STC-Metro. Se exhibe desde el 15 de diciembre de 2018 y hasta el 28 de febrero de 2019.

“Con esta exposición busco despertar el asombro por la vida, cuando uno se para frente a una especie con esos colores, tendríamos que ser de plástico si no nos causa maravilla, si además sabemos sobre sus capacidades de migrar, metamorfosear, polinizar y muchas otras, estoy seguro de que el público se sorprenderá y se llevará conocimiento, recordemos que el que no conoce, no respeta”.

Con información de Conabio, aplicaciones científicas y fotografías reales, Davit logró su obra “para que se lo lleven en la memoria, porque lo hago de manera abstracta y sintetizo, para que cuando las encuentren en la vida real, sean empáticos con ellas, haya un pequeño nexo y logremos nuevos observadores”.

Además asegura que el metro es el espacio ideal, “la preservación de la vida es un tema de seguridad nacional, no podemos quedarnos con poca gente, lo debe saber la mayoría, que lo sepan miles, necesitamos generar un vínculo de respeto y para mí eso es lo más importante”.

En la Ciudad de México hay más de 300 especies de mariposas, es un número enorme, por ejemplo, toda Suecia tiene sólo 122 especies. “Mariposas de ciudad busca que nos demos cuenta que este espacio está lleno de vida, pero no solo humana, son un montón de formas de vida, pero que no volteamos a ver porque vamos muy de prisa”, concluye.

El joven escultor ha creado gran diversidad de piezas sobre la biodiversidad mexicana siendo autor de las muestras Aves de la CDMX. Una Sinfonía de Colores y Colibríes de México como parte de la exposición 150 Años de Historia Natural en México.

Hoy se suma esta nueva muestra para deleite de un gran número de personas.

[email protected]