Madonna hizo el jueves un llamado a favor de la paz en Oriente Medio en el escenario de Tel Aviv donde inició su gira "MDNA world tour" con un gran concierto en el estadio de fútbol de Ramat Gan.

"Elegí iniciar mi gira mundial en Israel por una causa crucial e importante", afirmó la reina estadounidense del pop, aplaudida por una muchedumbre de unos 32.000 espectadores.

"Como ustedes lo saben, Oriente Medio vive conflictos desde hace miles de años. Estos deben cesar", exhortó.

"No pueden ser ustedes mis fans y no desear la paz en el mundo", agregó Madonna dirigiéndose a sus admiradores.

"Hay que comenzar hoy, cada uno de ustedes, pues si la paz llega a reinar aquí en Oriente Medio, puede haber paz en el mundo entero", añadió.

La estrella también saludó el trabajo de las organizaciones que trabajan para encontrar una salida al fin del interminable conflicto israelo-palestino.

"Ningún conflicto podrá ser solucionado jamás causando el sufrimiento de otro ser humano", concluyó.

Durante su gira mundial, la novena, la estrella prevé dar 84 espectáculos en 32 países, en Medio Oriente, Europa y el continente americano. Esta gira terminará a principios de 2013 en Australia, donde la artista no se presenta desde hace 20 años.

Esta gira mundial, la primera desde sus famosos conciertos "Sticky and Sweet" de 2008 y 2009, se produce tras la salida en marzo de su 12 album, "MDNA".

Sus 'fans' en Israel pagaron enormes sumas de hasta 5.000 shekels (1.000 euros), hotel incluido, para poder aclamarla. El concierto se celebró con todos los billetes vendidos, ya que los espectadores agotaron rápidamente las entradas menos caras, de 240 a 2.400 shekels (50 a 500 euros).

El último espectáculo de Madonna en Israel se produjo en 2009. En esa ocasión dio dos conciertos en Tel-Aviv.

Madonna visita con frecuencia Israel y está iniciada a la tradición esotérica de la Kabala.

klm