América Móvil y Telefónica reportan en general buenos números para sus filiales colombianas, pero finiquitar el tema de la reversión de activos, que data de 1994, complicaría sus planes en el país suramericano.