Conservacionistas y científicos se reunen en Kenia esta semana para encontrar un plan que permita salvar de la extinción a los rinocerontes blancos. Estos rinocerontes han sufrido la pérdida de sus habitats además de a caza para obtener su cuerno hasta dejar únicamente a 5 ejemplares en el planeta sin posibilidades de reproducirse naturalmente; su única esperanza son los métodos artificales.