El semanario de sátiras francesa, Charlie Hebdo, sufrió un ataque en su redacción. Dos hombres con el rostro completamente cubierto entraron y dispararon contra los miembros de esta publicación. La respuesta del pueblo fracncés fue inmediata y miles se congregaron para manifestarse pacíficamente.