Tres años han transcurrido desde la determinación de dos agentes económicos preponderantes en los sectores convergentes de las telecomunicaciones y la radiodifusión, América Móvil y Grupo Televisa, respectivamente.