El equipo europeo y la escuadra latinoamericana empataron a cero, en el segundo juego del Mundial Sudáfrica 2010.