En su Twitter, Rodrigo y Gabriela escribieron: "Cuando subimos a conocer a los presidentes antes del evento, Obama (Barack) tuvo que presentarnos a Calderón (Felipe) quien no que ni idea tenia quienes éramos.. Ha,ha".

Los guitarristas mexicanos actuaron en la Casa Blanca ante 200 personalidades y compartieron el escenario con Beyoncé, otra artista favorita del presidente Obama, ante la sorpresa de la delegación mexicana que no los conocía según Rodrigo y Gabriela.

Pero contrario a lo que se escribió en algunos cables internacionales, los músicos sí son conocidos en México, así lo demostró su última actuación en el Festival Vive Latino donde cientos aplaudieron su talento y propuesta compuesta por guitarras que le arrancaron fans a los populares Calle 13.

En El Economista se ha contado la historia de Rodrigo y Gabriela, dos guitarristas mexicanos que tocaban en bares de Ixtapa y que, ante la falta de oportunidades prefirieron irse de México a buscar nuevas oportunidades y triunfaron. ¿Les suena conocido?.

Los músicos acaban de anunciar que llevan 1 millón de copias de su nuevo disco "11:11" lo que sin duda es una cifra récord ante la crisis por las que pasa las disqueras en el mundo y que habla bien del talento de estos dos músicos mexicanos que tuvieron éxito fuera de su país.

Ojalá el Presidente Felipe Calderón, además de invitar a Los Pinos a cantantes españoles sólo porque lo critican o apoye a futbolistas, se fije y brinde su apoyó a otras propuestas artísticas como Rodrigo y Gabriela que son mexicanos, sí, señor Presidente son sus paisanos

vgutierrez@eleconomista.com.mx