La primera bailarina de la era soviética Marina Semyonova falleció hoy en su casa, anunció el Teatro Bolshoi. Tenía 102 años.

Semyonova nació en San Petesburgo en 1908. Se graduó de la escuela de ballet Agrippina Vaganova en 1925 y se unió al Bolshoi en 1930.

Bailó con el Bolshoi hasta 1952 un repertorio que incluyó a la Princesa Florín en ``La Bella Durmiente'', Odette-Odile en el ``Lago de los cisnes'', a Raymonda, Giselle y Esmeralda.

En 1935, bailó como invitada en la Opera de París, donde interpretó a Giselle con Serge Lifar.

Tras retirarse, trabajó como profesora de ballet, contanto entre sus alumnas a Natalia Bessmertnova, Nina Sorokina, Nadezhda Pavlova y Maya Plisetskaya, entre otras.