En un intento por regresar la seguridad a los estudiantes y maestros en Guerrero, el secretario de Educación del estado informó que se tendrán cuatro soldados en cada escuela vigilando, a parte de la Gendarmería, las policías Federal y estatal.