Hay un fuerte consenso entre los científicos sobre lo que pasó con los dinosaurios hace 66 millones años: un meteorito del tamaño de una montaña se estrelló en el planeta y provocó una extinción masiva. Los escombros del impacto se han encontrado en cientos de lugares alrededor de todo el mundo. Los geólogos también han encontrado signos del cráter gigante en la zona de la península de Yucatán.

Pero durante mucho tiempo ha existido una teoría alternativa defendida por un grupo de investigadores que creen que la extinción fue causada, al menos en parte, por una erupción volcánica extraordinaria en la India.

Esta erupción creó las Trampas de Deccan (el nombre en inglés Deccan Traps se puede traducir como trampas o, con un sentido más geológico, escalones de piedra ), una formación geológica que abarca cerca de 200,000 kilómetros cuadrados en la India occidental. Fue creado por un torrente de lava basáltica, el tipo de erupción puede ser visto hoy en la isla grande de Hawai.

Pero las erupciones que formaron las Trampas de Deccan fueron inusualmente prolongadas. En total se produjeron alrededor de 1.3 millones de kilómetros cúbicos de lava, que es cerca de 1.3 millones de veces más material que el producido por la erupción de 1980 en el Monte San Helens. La erupción bombeó enormes cantidades de dióxido de carbono y dióxido de azufre a la atmósfera que cambiaron el clima.

Ahora los científicos han encontrado una manera de precisar la fecha de la erupción de las Trampas de Deccan, y los resultados son un estímulo potencial para ubicar el momento de la destrucción.

El lanzamiento principal de la corriente de lava comenzó unos 250,000 años antes de la extinción masiva y terminó alrededor de 500,000 años después, según un artículo en la revista Science. Así, si la erupción no es un factor significativo en la extinción en masa, sí es una coincidencia notable. Anteriormente, intentos por fijar la fecha de las Trampas de Deccan usando métodos menos precisos, tuvieron un margen de error mucho más grande, alrededor de 1,000 millones de años.

El clásico uno-dos o la causa principal

El autor principal del artículo, Blair Schoene, profesor de Geociencias en Princeton, dijo que los resultados indican que tanto el impacto catastrófico como la gradual, pero extraordinaria, erupción volcánica, podrían haber sido factores en la extinción masiva del periodo Cretácico.

Ambos son potencialmente muy importantes , dijo Schoene. No sé si podemos decir que la extinción habría o no habría ocurrido sin los dos hechos .

Un escenario obvio: el cambio climático provocado por las erupciones podría haber incidido en la biosfera y establecer las condiciones para una mayor mortandad cuando el asteroide se estrelló en el planeta.

En cierto modo, me inclino por la idea del uno-dos , dijo Schoene.

Más decidida, Gerta Keller, otra profesora de Princeton y coautora del artículo, ha mantenido durante mucho tiempo la teoría de que el impacto de un asteroide que pasó antes de la extinción no pudo haber sido el detonante. Su obra ha sido objeto de controversia y ella siempre ha sido vista como una rebelde en la comunidad científica.

Creo que esto es un cambio en el juego , dijo acerca de los nuevos resultados. Explicó que los nuevos datos sobre las Trampas de Deccan fortalecen la teoría del volcán como la causa principal de la extinción en masa. Los datos son tan fuertes en este momento que están totalmente de mi lado , dijo.

Relojes de circón

Los investigadores tomaron muestras de rocas en la India, las analizaron y obtuvieron cristales que contienen uranio y plomo. Son cristales de circón en forma de magma con restos de uranio en el interior, el cual se desintegra gradualmente en plomo. Debido a la velocidad a la que el uranio se desintegra, la proporción de isótopos de uranio y plomo en los cristales sirven como una especie de reloj, revelando cuánto tiempo ha pasado desde que los cristales han sido formados.

Otro coautor del artículo de Science, Sam Bowring, dijo que lo importante es que todo el mundo sabe ahora con más precisión cuándo comenzaron y terminaron las erupciones de las Trampas de Deccan.

No creo ni por un minuto que esto minimice la otra teoría de la extinción y no creo que esto demuestre que el impacto no tenía nada que ver con la extinción. Pero lo que sí creo es que por primera vez se establece con gran precisión y exactitud que las Trampas de Deccan comenzaron justo antes de la extinción y continuaron a lo largo de la extinción , dijo Bowring.

David Fastovsky, geocientífico de la Universidad de Rhode Island, cuestionado sobre si el volcán de más impacto podría haber sido el uno-dos de la extinción, dijo: Es posible, pero ¿por qué tenemos que meternos en eso? Nosotros ya tenemos suficiente con el asteroide .

Pero los volcanes no pueden ser ignorados: en el evento de extinción más grande en la historia del planeta, hace unos 250 millones de años, al final del Pérmico, que parece haber ocurrido al mismo tiempo que otra erupción volcánica masiva en Siberia, las Trampas Siberianas, sabemos que también hubo una enorme erupción volcánica en lo que hoy es el norte del Océano Atlántico que fue coincidente con una extinción masiva al final del Triásico, dijo Bowring.

La idea de que las erupciones y las extinciones están relacionadas no es una idea nueva , dijo Bowring. Sin embargo es fácil de decir, pero difícil de probar . (Traducción: Nelly Toche)

Hipótesis previas

Hasta 1980, los científicos lucharon para entender por qué tantas formas de vida repentinamente se extinguieron, como los tiranosaurios, especies en los mares y la mayoría de las especies de pequeños organismos marinos.

Las explicaciones históricas incluyen algún tipo de enfermedad, el agotamiento de los mares interiores que pusieron en tensión a los dinosaurios, o una explosión en la Tierra. Pero entonces llegó el impresionante descubrimiento por los científicos Luis y Walter Álvarez (padre e hijo), que mientras estudiaban una capa de arcilla en Italia se encontraron cantidades sorprendentes de iridio.

Con el descubrimiento del iridio, los Álvarez concluyeron que éste vino de un objeto del espacio que colisionó con la Tierra. En la década siguiente, los científicos se centraron en el cráter de la fatalidad en la punta de la península de Yucatán. Los residuos del asteroide impactado, que se cree que fue de unos 7 kilómetros de diámetro, se han encontrado en unos 300 lugares de todo el planeta. También hay signos de un tsunami que inundó la costa de Texas.

Paleontología