Este año está comenzando bien en asuntos musicales. Vienen varios discos de leyendas como David Bowie y My Bloody Valentine, pero también los músicos jóvenes tienen algo que decir. Y si es en clave de pop, qué mejor. Si los nombres de Tegan and Sara, Bruno Mars y Toro Y Moi todavía no le dicen nada, lea a continuación. O mejor todavía: vaya a su tienda favorita, digital o física, y compre sus nuevos discos.

Tegan and Sara, Heartthrob

Urgencias adolescentes

No necesitamos vernos como Britney Spears o actuar como Britney Spears para atraer al público de Britney Spears declararon alguna vez las gemelas Tegan y Sara Quinn.

Las hermanas canadienses agrupadas bajo el nombre Tegan and Sara, famosas en la escena indie, no se habían tomado en serio su capacidad pop. Hasta ahora. Con su Heartthrob (palabra muy usada en Estados Unidos para referirse a los ídolos juveniles), Tegan and Sara abordan por completo el barco de lo bailable y lo cantable. Y lo hacen volviéndose, a sus 30 años, todas unas adolescentes. Dolores de corazón, necesidad de contacto. Fiesta, sudor y sexo.

Su primer sencillo, Closer , acompasa todas las urgencias adolescentes: Te necesito más cerca… y no, no voy a tratarte como si fueras típico .

Por supuesto, nadie quiere ser típico, especialmente cuando se tienen granos en la cara. Uno quiere ser único.

Otras canciones para bailar con lágrimas en los ojos: I couldn’t be you friend , Now I’m all messed up y Drove me wild .

Bruno Mars, Unorthodox Jukebox

Oh, yeah yeah!

Bruno Mars es uno de esos genios del pop que cuando llegan al mainstream lo dominan y lo transforman. Pasó con Stevie Wonder, pasó con Michael Jackson. Es la hora de Mars. Mars ha colaborado con Eminem y compuso el exitazo Fuck You de Cee Lo Green. Antes que un popstar es, a sus 27 años, uno de los multitalentos más respetados de la industria musical.

Su primer disco, Doo-Wops and Hooligans (2010), le ganó un lugar en los top 10 del mundo gracias a la baladita un tanto insulsa Just the way you are . Si se oía esa canción, era imposible predecir un gran talento en ciernes. El truco era escuchar el disco completo: una fiesta llena de funk y hip-hop.

En Unorthodox Jukebox, Mars se da vuelo: interpreta casi todos los instrumentos; además de tener una gran banda, compone, enloquece. El sencillo Locked out of heaven (con su inolvidable grito inicial de Oh yeah yeah! ) es fantástico, pero es en canciones como Money make her smile y Natalie que el talento de Mars se dilata hasta lo inmenso. Inclusive le da para darse una escapada a los olden days en Old & crazy a dueto con Esperanza Spaulding.

Toro Y Moi, Anything in Return

Horizontes electrizados

¿Quiere relajarse sin necesidad de oír uno de esos horrendos discos de ballenas y olas de mar? Éntrele al toro.

A Toro Y Moi. No, no es un dueto, sino el nombre de batalla de Chaz Bundick.

Bundick se ha hecho un nombre en las pistas de baile, aunque también ha explorado el mundo del rock indie.

Anything in Return es su tercer disco como Toro Y Moi. A Bundick lo que se le da es la mezcla: sampleos ochenteros, armonías jazz, música disco a lo Gloria Gaynor. Pero en Anything in Return su música toma un giro inesperado: pasa del club a la recámara.

Es erótica al mismo tiempo que fiestera (es una fiesta privada).

Explora horizontes electrificados accesibles cuando se apaga la luz y el cuerpo se deja llevar por los beats atávicos. Música suave ideal para el manoseo o para relajarse antes de dormir y tener dulce, muy dulces y carnales sueños.

[email protected]